viernes, 3 de abril de 2020

El vídeo del Grupo en el Pirineo Aragonés - 2020



El semanario local El Pirineo Aragonés en su número 6.992 del 3 de Abril y en su página 5, hace mención al vídeo que forma parte de la entrada anterior. Se elaboró reconociendo la valía y esfuerzo de distintos grupos sociales y organismos en esta situación excepcional en la que nos encontramos.

Álvaro



Video de agradecimiento del Grupo Folclórico «Alto Aragón»

El Grupo Folclórico «Alto Aragón» ha remitido a los medios de comunicación y ha difundido a través de las redes sociales un video de agradecimiento a todas las personas y colectivos que, en estos momentos tan difíciles, "hacen nuestra vida mejor, aunque eso signifique poner en riesgo su propia salud”.
El video está elaborado con más de 20 audios grabados por otros tantos miembros del grupo confinados en sus casas. Comienza con la reproducción de las campanas del reloj del ayuntamiento y unos aplausos y sigue con un tema de su repertorio y al que han adaptado una letra de agradecimiento. “A los médicos y enfermeros gracias por vuestro trabajo y profesionalidad”, “a las Fuerzas Armadas de España. Policía Nacional, Local y Guardia Civil, gracias, gracias de verdad”, “a los medios de comunicación, gracias por bien informar”. son algunas de las estrofas incluidas en la canción en la que también se hace referencia a los supermercados, tiendas y gremios que se encargan del abastecimiento y distribución de alimentos.
El video está ilustrado con fotografías del grupo y de sus actuaciones en diferentes países del mundo.



martes, 31 de marzo de 2020

Vídeo del Grupo #yomequedoencasa



Este es el vídeo que se ha grabado con la suma de más de 20 audios enviados por WhatsApp por miembros del Grupo, desde su confinamiento en sus casas.
Gracias a los que habéis participado tanto con los audios como moralmente para hacerlo realidad.

Rafa

sábado, 28 de marzo de 2020

Luis Salesa nos cuenta - 2020

Músico y artesano:
Entrevista a Luis Salesa

Blog.- ¿Cómo llegaste al Grupo?

Por un compañero mío de estudios, Ramón Reiné, que me invitó a tocar el paloteao. Estaban en el ensayo Fernando Estallo, Kike Lope, Álvaro y otros y me apunté, y ya salimos para Santa Orosia ese año (finales de los 80). Recuerdo que en la procesión, salía el paloteao del Grupo sin música porque no había ningún músico. Me dejaron una flauta de las de siempre y empecé a aprender algunas melodías.
Una cosa llevó a la otra y empecé a tocar la guitarra y acercarme a los ensayos del Grupo, entonces en la Casa Diocesana.

Blog.- ¿Cómo empezaste con el Chiflo y Salterio?

Como ya sabíamos que antiguamente se tocaba en la procesión “Chiflo y Salterio”, comenzamos a buscarlos. Fui en Jaca a una tienda de música que había en la calle Correos a preguntar si vendían chiflos. Entonces vi cómo estaba el tema. Teníamos constancia que en Zaragoza, en casa de una  familia, de apellido Solanas, tenían un chiflo. Bajamos unos amigos y nos dejaron verlo, hacer fotografías y tomar medidas. Con eso fuimos a Amurrio a casa de José María Gancedo. Preparé un maletero de boj y nos hizo 15 chiflos. Al año siguiente volví para que hiciera otros 15, ya tocamos con una de estas copias en la procesión de Santa Orosia.
Después de esto, fui visitando a distintos artesanos, les dejé uno de mi modelo y fueron haciendo copias. Ahora mismo hay constructores como Joseba Gastiaín, Manuel Pérez (de Salamanca), Etienne Homblat que es un señor francés y Marie Huisens, una chica francesa que vive en Tarragona. A Marie le mandé los planos del original de Jaca y me hizo uno igual con la embocadura de asta. Es muy difícil de tocar.

El salterio es otro tema. Quique Tello me enseñó el salterio con el que salía, que era el que confeccionaron los miembros del Grupo Javier Angel-Alberola e Ismael Paños. Como Quique T. salía con los Danzantes de Castañuelas, decidí entonces hacer yo uno. Hablé con Enrique Deito, de la Hermandad de Santa Orosia, y él me dejó el que está en la Catedral y lo tuve 15 días. En su interior encontré una chirula pequeñita francesa que tenía grabado el nombre del constructor. Medí todo, hice fotos y se pidió permiso a través del Grupo para ir al hospital y hacerle radiografías. Tomé las medidas y confeccioné mi primer salterio. Esto fue en el 1988, porque el primero que hice le puse la fecha y era en el año 1989. Lo hice con la madera de una noguera que había en el huerto de mi abuela. Hice además un arcón que tengo en casa. Es el más parecido al de la catedral, aunque no es el mejor. Muy bonito por la decoración. Entonces conseguir nogal o cerezo no era difícil. Ahora el nogal está prohibitivo, se hacen con cerezo u otras maderas.

Blog.- ¿Cómo empezaste con la Gaita Aragonesa?

Después del chiflo, por estos años comenzó la recuperación de la Gaita Aragonesa con una que se encontró en Bestué. Álvaro de la Torre me dejó los primeros clarines de gaita. Yo, que ya conocía a Mariano Gros, que fue el primero que empezó a hacer gaitas en Zaragoza, le bajé boj y le pedí que me hiciera una, que es la que mantengo todavía. Hay que reconocer que han evolucionado mucho los clarines desde el comienzo hasta ahora. Empezaron a mejorar las copias y me hice con una mucho mejor.

Blog.- ¿Desde cuándo tallas la madera?


Desde que tenía 9-10 años ya empezaba a tallar pequeñas cosas en Castiello. La verdad es que lo veía en mi casa, no tallaban pero era gente muy hábil ya que mi abuelo Agustín y mi tío hacían de todo. Se hacían muchas cosas, incluso iban a buscar mimbre y hacían cestas. Yo casi siempre he trabajado con el boj.

Blog.- Trabajos en madera ¿tienes muchos encargos?

Desde pequeño ya trabajo, como he dicho, principalmente el boj. Hago muchas miniaturas decorativas y sobre todo cucharas que me encanta y las termino con diferentes dibujos y figuras, esto es lo que más me encargan. También construyo salterios, que me gusta mucho. Hago cada dos años, pero da pereza, porque es más mecánico, aunque en cada remesa de salterios hago pruebas. El primero es bonito por la decoración, pero no es el mejor. Voy jugando con los grosores de las maderas y se consigue más potencia. Hay técnicas para hacerlas más delgadas y reforzarlas por dentro. Ahora estoy haciendo uno que, en lugar de 10 cm lo estoy haciendo de 7 cm de grosor, y suenan con mucha más potencia. El sonido se está comiendo a los chiflos y ahora tienen que hacer chiflos más potentes. Poco a poco voy evolucionando cambiando medidas y características que los hacen menos pesados y de mejor sonoridad.

A raíz de fabricar los salterios, lo que más me encargan son poner adornos en instrumentos, una cabeza de una flauta, un cepo para una gaita, para trompas…

Blog.- ¿Qué nos cuentas de los salterios que has hecho?

Es un instrumento de uso muy reducido, pero hay gente que lo está conociendo. El año pasado mandé uno a Huelva en Andalucía, también a Cataluña, País Vasco, al Baztán en Navarra. Aquí hay referencias escritas de que se tocaba el salterio, de Elizondo bajaban a tocar el salterio a Pamplona el día del Corpus. Contactaron conmigo y les dije que me dieran alguna foto o algún grabado, pero no tenían. Estuvieron casi dos años pensando si ponían el modelo francés, que es más pequeñito, más delgado, con un sonido más agudo, más estridente  o el de aquí de Jaca que es más envolvente. El francés está preparado para tocarlo con la chirula o la flauta corta de Ossau. Venían y probaban los que yo tenía e iban a Francia a probar los de allí. Por fin se decidieron por éstos. Les hice para Elizondo, Santa Engracia, en fin, en esos pueblos. Hicieron un encuentro en Elizondo y fuimos a verlos. En el descanso expusieron los que habían utilizado y de 7 salterios 5 los había hecho yo. Da mucha satisfacción, sobre todo porque los están utilizando.


Blog.- Y ¿sobre el salterio de Épila en Zaragoza?


Hace muy poco que lo he entregado. La historia es la siguiente. En la cúpula de un convento de Épila, hay una pintura de un ángel tocando un salterio. Tanto el salterio como el chiflo, en este caso flauta, son diferentes a los de esta zona. Querían hacer una copia.
Están restaurando la iglesia y me pidieron que hiciera una copia del salterio basándome en esta pintura. Es muy diferente a los nuestros. Se ven varias clavijas que sujetarían un número indeterminado de cuerdas, parece que están como a dos aguas, dándole una interpretación de que seguramente estuviera afinado en dos tonos diferentes, para tocar también piezas en estos dos tonos. A ellos les pareció bien y es lo que he hecho. Al tocarlo puedes golpear un grupo de cuerdas o bien el otro, además he jugado con el orden de las notas de forma que las últimas del primer lado sean la misma que las primera del otro. De forma que si tocando las cuerdas del primer lado tocas alguna del otro lado, no pasa nada. Lo mismo si estás golpeando las del segundo grupo y le das a alguna del primero. Entonces te queda un salterio superpotente pues puedes estar tocando seis, o siete cuerdas. Hice dos, uno para mí y otro para la persona que me lo encargó.


Blog.- ¿Vas a ferias de artesanía?

Sólo voy a la Ferieta de Boltaña “Pirenostrum” que es cada dos años.
 

Blog.- Ahora diriges la sección del paloteao de Jaca en el Grupo


No sé cómo ha sido eso, unos se descuelgan, y otros se incorporan. Empiezas y vas encontrando gente que le gustaría probar y lo invitas… Ves que les gusta, que pasan un rato agradable, se enganchan y nada, que he seguido con un grupo de gente y ahí estamos.

Blog.- ¿Estás en otros grupos?

Sólo en “Miércoles de Cecina”. Tengo muchas amistades con gente muy diversa de la música o grupos, artesanos, pero no estoy en nada más.

Blog.- ¿Cómo ves el Grupo Folklórico “Alto Aragón”?

Yo lo veo bien. Lo veo como un grupo necesario. Nacen grupos, pero pasa un tiempo y luego hay gente que se cansa, o cambian. Hace falta un grupo estable que sirva de referente y que sea como éste, fiel a lo que le enseñan. Me parece una labor muy importante.
 

“Equipo Blog”
Paco Betés, Rafa Pérez y Álvaro Gairín

miércoles, 5 de febrero de 2020

La procesión de Santa Orosia en 1929

He encontrado buscando otra cita, una curiosa conferencia que D. Luis Monreal Tejada (1912-2005) dio en Jaca en el año 2000. Fue alumno de D. Domingo Miral en Zaragoza y en Jaca. Asistió por primera vez a los cursos de verano de la Universidad de Zaragoza en Jaca en 1928. En esos momentos no estaba hecha la Residencia Universitaria y los alumnos y profesores estaban realquilados en domicilios particulares. Las clases se impartían en el colegio de Escolapios, entonces en la calle mayor y en el Casino de la calle Echegaray. Nos lo cuenta El Pirineo Aragonés hablando del protagonista. Su padre fue profesor de francés en la Universidad de Verano. El gobierno municipal republicano, condicionó el apoyo a la Universidad de V. a que la familia Tejada-Campo dejara de asistir a los cursos, por lo que no volvería a Jaca más que en dos ocasiones puntuales en los años 40. El haber presenciado la Procesión de Santa Orosia en 1929, hace que esta conferencia en el año 2000 sea de gran atractivo por lo valioso de su testimonio oral. Agradecemos cómo no, la accesibilidad que el Pirineo Aragonés permite a sus publicaciones, donde siempre encontramos temas de interés.

Álvaro

El día de Santa Orosia de 1929
E.P.A.- Luis Monreal de Tejada quiso relatar a los asistentes al auditorio del Palacio de Congresos las vivencias que perduran en su memoria del día de Santa Orosia de 1929. La descripción fue detallada y sugestiva por los numerosos detalles y situaciones expuestas, aspectos de los que se tienen amplio conocimiento a través de testimonios escritos, pero no orales.
“La tarde anterior al día de Santa Orosia me crucé por la calle con algún peregrino (romero) vestido de saya parda y sombrero redondo de fieltro endurecido; eran peregrinos que venían de los pueblos de la comarca para acompañar a los enemigados”. Al día siguiente, contó que asistió a la misa en la catedral, un oficio lleno de suntuosidad con “diáconos vestidos con dalmáticas”, monaguillos, órgano y latín. “Aquella mañana también había una pequeña orquesta de cámara” que interpretó entre otras obras, el andante de la «Casación» de Mozart. “Al término de la misa, se organizó la procesión que salía por la lonja grande y que pasó por la calle del Obispo”. Luis Monreal explicó que la comitiva, como ocurre actualmente, la abría una “gran bandera (el pendón) que por lo menos tenía cuatro o cinco metros de mástil y que el forzudo que lo llevaba apoyaba en un cinturón de cuero y otros dos forzudos lo sujetaban con dos cuerdas a los lados”. Recuerda como en la calle Obispo los portadores del pendón “tropezaron con el primer cable eléctrico”, situación que se fue repitiendo constantemente en el resto del trayecto.
“Detrás venían los Danzantes de Yebra (se refiere a los Danzantes de Santa Orosia), vestidos de blanco y tocando con sus palos. No recuerdo si eran ocho o doce. La música se la daba cl que venía detrás, tocaba un silbo de tres agujeros que sujetaba con la mano izquierda; en la otra mano lleva el chicotén. La melodía era muy simple, una frase muy corta de trece notas”.
Tras los Danzantes de Santa Orosia iba las andas con la urna donde se custodia la reliquia de la patrona. “Debajo de las andas —cuenta— venían los enemigados o espirituados. Se les llamaba así para no nombrar al enemigo (al demonio, ya que habitualmente se les conoce también como endemoniados). Portaban en las manos unas anillas hechas con hilos que simbolizaban el número de demonios que llevaban en el cuerpo. Habría entre ocho y diez e interpelaban a la Santa con las más soeces palabras”. Detrás de los espirituados iba el obispo vestido de pontifical.
Luis Monreal explicó que una vez finalizado el recorrido por las calles de la ciudad, la procesión terminaba “en el descampado del Campo del Toro (actual plaza Biscós), donde había un pequeño pabellón de dos plantas, rematado por una cúpula oriental (el templete). Subía el obispo y depositaba sobre el alféizar la urna de Santa Orosia y quitaban los mantos bordados uno por uno; conté cincuenta y tantos. Finalmente salía un paquete envuelto en una tela roja que se suponía eran los huesos de la Santa”. Relató que debajo estaban los danzantes y los endemoniados que “se quitaban los anillos para sacar los demonios” de sus cuerpos mientras gritaban “por los pies, por los pies”, al creer que era el mejor sitio para sacar los malos espíritus, ya que se pensaba que de hacerlo por los ojos, se quedarían ciegos, o si fuera por los oídos, sordos. Entre los espirituados que allí se encontraban, “había una mujer de Ayerbe que gritaba más que ninguno” y que se iba quitando todos sus ropajes : detrás de una sábana “porque creía que así ahuyentaba a los demonios. “Esa mujer, cuando pasó a mi lado, decía: tres años más, tres años más”, refiriéndose a que todavía le quedaban otros tres años para espantar a los demonios que la poseían.


Semanario El Pirineo Aragonés núm. 6021 del 14 de julio de 2000, pág. 10


martes, 28 de enero de 2020

Se anuncia el viaje a Japón - 2000


El Grupo Folclórico Alto Aragón representa a España en la Folcloriada de Japón

EPA. El Grupo Folclórico Alto Aragón de Jaca representará a España en la segunda Folcloriada Mundial promovida por el Comité Internacional de Organización Festivales Folcióricos (CIOFF) y que se celebra en la capital japonesa de Tokio del 26 al 31 de julio. La agrupación jaquesa ha sido designada entre un grupo de más de cuarenta formaciones nacionales que aspiraban a tomar parte en este gran certamen del folclore, lo que supone “un mérito y un reconocimiento a la labor que estamos haciendo”, reconocen José Ramón Salvador y Joaquín Antoni, responsables respectivamente de la dirección técnica y de la promocional del grupo.
Componentes del Grupo Folclórico “Alto Aragón” en la ronda que realizaron por las calles de Jaca con motivo del 25º aniversario.

Asimismo, valoran especialmente el hecho de que la delegación del CIOFF en España haya apostado por “exportar” un folclore diferente al flamenco o las sevillanas, que es con lo que se suele identificar a nuestro país en el extranjero.
Japón acoge la segunda edición de esta Folcloriada,  acontecimiento que se organiza cada cuatro años y que celebró su primera convocatoria en Holanda. El festival no tiene un carácter competitivo y sigue una fórmula similar a la que se lleva a cabo en el Festival Folclórico de los Pirineos, con actuaciones al aire libre y en recintos cerrados, pasacalles y ceremonias de apertura y clausura.
La representación jaquesa tiene previsto tomar parte con siete espectáculos, además de los desfiles, uno de ellos de 40 minutos de duración junto a otros dos grupos. El ritmo de trabajo se prevé “duro” e “intenso” afirman los representantes del «Allo Aragón», ya que a las condiciones climáticas que les esperan -temperaturas entre 26 y 28 grados centígrados de día y 21 0 22 de noche, con una humedad del 90 por ciento-, hay que añadir el esfuerzo de cambiarse constantemente de un vestuario que no está pensado precisamente para el calor.
La expedición jaquesa partirá a Japón el domingo, acompañada del presidente del CIOFF en España, Rafael Maldonado. El grupo lo componen 24 persones, 6 chicas, 10 chicos y 8 músicos, un número que es insuficiente para poder desarrollar todo el repertorio musical que es deseable en un certamen de estas características y para facilitar el cambio de vestuario entre pieza y pieza. “No obstante, sacaremos todos los trajes y llevaremos el repertorio habitual, basado especialmente en temas del Pirineo que es lo que esperarán allí”, explica Salvador. Entre las piezas que bailarán están las danzas del Sobrarbe, los palotiaus de Lanuza. Jaca y Simués, las jotas de Echo, Ansó, La cruzada de Aso de Sobremonte, Sallent y jotas de la ribera de Zaragoza y de Teruel.
El Grupo Folclórico Alto Aragón es el único representante que tendrá España en este festival, ya que sólo tiene derecho a participar una agrupación por país. El viaje a Japón ha supuesto un desembolso de 5 millones de pesetas, financiado en un 60 por ciento por el Ministerio de Cultura español, y el resto con contribuciones personales y de instituciones locales como los Ayuntamientos de Jaca y Sallent de Gállego.
Esta es la segunda vez en dos años que el grupo viaja hasta el lejano Oriente para dar a conocer el folclore aragonés, tras la experiencia vivida en febrero de 1999 en la República China de Taiwan.

Semanario El Pirineo Aragonés núm. 6022 del 21 de julio de 2000, pág. 9


viernes, 17 de enero de 2020

Artículo en "De Capazo" núm 4 - 2019


Cuando las hijas tiran de los padres

Jamás hubiese imaginado que, un día como hoy, iba a estar escribiendo estas líneas a un grandioso “grupo de amigos/as”, que han tenido, tienen y/o tendrán la buena costumbre de pertenecer al Grupo Folklórico “Alto Aragón”. Y digo pertenecer porque ahora más que nunca soy consciente que en este grupo una vez entras ya no puedes salir. Siempre, por pequeño que sea, tienes un vínculo con él, aunque hayan pasado muchos años desde que formases parte activa del mismo.

En mi caso, empecé (como la amplia mayoría de sus componentes) en la escuela, siendo muy jovencito, con un grupo de niños y niñas entre los que se encontraban mi hermano, mis primos y unos cuantos (por aquel entonces) desconocidos, de los que sigo teniendo muy buenos recuerdos e incluso sigo contando anécdotas, de vez en cuando, como si los estuviésemos viviendo en este preciso momento.

Tras varios años bailando en el Parador de Oroel, y una vez alcanzado ese gran objetivo de llegar o pertenecer al grupo de los “mayores”, por circunstancias que no vienen al caso, decidí abandonar el grupo.

Pero con el paso de los años no recuerdo, cómo ni por qué (buff… ya tengo lagunas), volví a formar parte activa del grupo. En ese momento coincidió que también había muchos miembros del entorno de mi edad, compañeros del dance, anteriores compañeros del baile y otros nuevos (para mí), con los que fue muy fácil y divertido compartir ensayos, actuaciones e incluso algún viaje de esos “buenos” (aunque todavía en autobús, ¡je, je!).



Pero mira por dónde, la vida da muchas vueltas y llega el día en que formas una familia, ves cómo van creciendo tus hijas, les vas contando anécdotas, los hobbies que has tenido y has ido abandonando, les dices que bailaste “la jota”, en “EL ALTO ARAGÓN”, que lo pasaste muy bien, que hiciste muchos y muy buenos amigos, que alguno de ellos también tienen hijos y resulta que tus hijas los conocen porque coinciden en actividades, o en los parques, o en el paritorio el día que vienen al mundo y hasta consigues o mejor dicho, se da la circunstancia de que tus hijas también prueban a  bailar “la jota” en “EL ALTO ARAGÓN”, pero o bien no les convence demasiado o les coincide con otra actividad extraescolar (de esas a las que apenas les apuntamos los padres/madres) y acaban por dejar la actividad porque les resulta incompatible.

Hasta aquí todo muy bien, muy familiar, te sientes muy confortado contigo mismo, se te enrasan los ojos de alegría y emoción, incluso porque te vienen todos esos recuerdos que os he contado anteriormente, y llega ese momento, cuando, a pesar de haber pasado muchísimos años y pensaste que ya no volverías más, las hijas tiran de los padres y te vuelven a ilusionar con volver a formar parte activa del grupo ALTO ARAGÓN.


Así sigues los pasos que van marcando tu camino como padre y resulta que, al tiempo, una de esas dedicaciones que hicieron que tus hijas “aparcasen” la actividad en su momento, les abre la puerta de nuevo de este maravilloso grupo. Entonces, sin intención de ningún tipo, las animas a que crucen la puerta, porque tienes la experiencia de que allí se lo van a pasar muy bien con el paso de los años y van a conocer infinidad de personas con las que van a establecer un vínculo que les durará toda la vida.


David Rodríguez

lunes, 6 de enero de 2020

Para San Miguel "El Paloteao" en Linás - 2019


Palotiau de Linás de Broto


Dentro del amplio repertorio que presenta nuestro grupo, tienen mención aparte la recuperación y reproducción de distintos dances del Pirineo. Por dance entendemos el conjunto de música y baile de palos (palotiau), o de otros elementos (castañuelas, espedos, cintas…).

Remontándonos hasta el siglo XVII, encontramos varias referencias hacia este tipo de dances. El origen de éstos está en las pastoradas, que se realizaban en honor al santo o patrón del lugar. Por tanto, son de carácter religioso, aunque sí es cierto que incluso antes de esta fecha, en torno a la Edad de Bronce, existen referencias a bailes donde se golpeaba el suelo con palos, en busca de la fertilidad de la tierra.

El dance iba normalmente acompañado de una parte escenificada o teatralizada, donde varios personajes aparecían en escena y realizaban diferentes críticas sociales (como es el caso del repatán y el mayoral), o bien se recordaban batallas vencidas entre moros o turcos y cristianos.

Hay un tercer elemento dentro del dance, que son las figuras del ángel y el diablo, relacionado con la memoria histórica antes mencionada (triunfo del cristianismo).


Sin embargo, la conservación de estos elementos ha sido escasa, y sólo en determinados lugares podemos encontrar estos personajes, siendo el repatán y el mayoral las figuras que más han perdurado hasta el momento.

Geográficamente, es muy común encontrar dances en las poblaciones cercanas a la Ribera del Ebro, extendiéndose a las comunidades vecinas de Navarra y País Vasco, en la zona pirenaica y, en general, en la provincia de Huesca.

No hay una música
específica para el dance, pudiendo encontrar desde villanos hasta mazurcas o pasodobles. Normalmente, y es muy característico de estas piezas, los dances eran acompañados por gaitas, dulzainas o tambores. Sólo en la zona del Pirineo central encontramos el chiflo y el salterio, instrumentos muy característicos y de gran interés por la gente de fuera de la zona por su singularidad.


Hoy nos queremos centrar en el palotiau de Linás de Broto. Se interpreta el día de San Miguel (29 de septiembre) por las calles del lugar y con él avanza la procesión hasta la apartada ermita de San Benito, en donde continúa la fiesta.

Destacan las personas portadoras de unas varas engalanas de abundantes cintas, los ramos: el mayoral y el repatán. Acompañan a los danzantes bailando al ritmo de la música y agitando acompasadamente los ramos, en un juego de persecución en el que el más joven (el repatán) hace todo lo posible para coger al mayor (mayoral, siguiendo la jerarquía de los pastores) con el deseo de poder alcanzar el estatus de joven, dejando atrás su infancia: nos recuerda los ritos iniciáticos de paso de una edad a otra superior.

Por su sencillez, es un palotiau ideal para iniciar a los más noveles en el dance de palos. Es muy común encontrarlo en diferentes escuelas (de folclore o en colegios), y por la espectacularidad del choque de palos entre los danzantes, es una manera muy atractiva de acercar el folclore a los más pequeños. Junto a las danzas del Sobrarbe, este tipo de dances son incluidos en nuestro repertorio en la escuela de folklore o en talleres didácticos y de difusión de los bailes tradicionales.



No tiene cruces ni desplazamientos dentro del cuadro, por lo que se suele interpretar en rondas, desplazándose los cuadros a la vez que se interpreta el dance. Aunque el esquema los danzantes es de cuadros de 4 personas, al ser independiente cada cuadro, es un palotiau que pueden tocarlos tantos cuadros como se desee.

La música que lo acompaña se divide en dos estrofas claramente diferenciadas, aunque el toque es igual en ambas. No tiene una duración específica, sino que se puede alargar o acortar tanto como se desee, en función del momento o el contexto en el que se realice.

Facilitamos dos enlaces que pueden ser de utilidad para aprender y también para enseñar el palotiau de Linás de Broto.

https://www.youtube.com/watch?v=jBI1BCZMar8

(Grabación del colegio Escuelas Pías de Jaca, dirigida por Luis Salesa con alumnos de 6º de E.P. de este centro).

https://youtu.be/WKlaEYiCN6g

(Grabación realizada en el curso “Danzas del folklore aragonés y su aplicación en el aula”, organizado por el CIFE de Sabiñánigo e impartido por el Grupo Folklórco Alto Aragón en noviembre de 2019).

Lucía Betés

sábado, 4 de enero de 2020

Actividades en Diciembre de 2019


MES DE DICIEMBRE, VILLANCICOS Y MÁS ……

Como todos los años, el mes de Diciembre se caracteriza por los conciertos  de Canciones de Navidad del Grupo, por la velada con nuestra escuela de folclore y la felicitación de Navidad a nuestros mayores de la Residencia Santa Orosia de Jaca, pero vayamos por partes.
El sábado 14 de Diciembre, pasamos un rato agradable en la cena anual de ACOMSEJA  en el Restaurante Tres Ranas donde interpretamos algunas de nuestras canciones y terminamos con un villancico.
El lunes 16, los niños, jóvenes y mayores de nuestra escuela de folclore hicieron las delicias de familiares y amigos con la ya habitual Gala de Navidad, donde nos presentaron lo aprendido en este trimestre y cursos anteriores.
El 22 domingo, comenzaron nuestros conciertos de Navidad, esta vez en Sigües en su iglesia parroquial, con una duración aproximada de 1 hora.
El 24, día de Nochebuena, como ya es tradicional, bajamos a felicitar la Navidad a  nuestros mayores que se encuentran en la Residencia Santa Orosia, acompañados por una representación del Ayuntamiento con el Sr. Alcalde a la cabeza. Es un rato muy agradable para hacerles cambiar, aunque se un poco, la monotonía diaria de su estancia.

El 28 sábado fue nuestro concierto navideño en Jaca y más concretamente este año en la Iglesia del Carmen, aunque en principio estaba programada en la Iglesia de Santiago, por motivo de las obras en la calle Ferrenal, se trasladaron a la Iglesia del Carmen. La verdad es que la Iglesia estaba a rebosar, los bancos todos ocupados y el público de pié llenando todos espacios.
El 29 domingo fue nuestro última actuación de 2019, con un concierto de Canciones de Navidad en Aísa, con la diferencia de que se realizó a las 13 horas cuando todas las demás fueron a las 20 ó 20,30 horas.
Los conciertos de Sigües y Aísa fueron patrocinados por la Comarca de la Jacetania y el de la Residencia Santa Orosia por el Ayuntamiento de Jaca.
FELIZ AÑO NUEVO  para todos. Hasta la próxima entrada.

Rafa.

martes, 31 de diciembre de 2019

Tú a Moscú y yo a Nueva York - 1983 - 2020 (y 2)


Completamos la segunda parte del artículo que habla entre otros, de nosotros en aquel memorable y divertido viaje a Nueva York. Me trae buenos recuerdos.
Como despedida de este año 2019, quiero desear lo mejor al Grupo Folk. “Alto Aragón”, pues sin él este blog no tendría sentido. A sus componentes, familiares, colaboradores, seguidores y a todo el mundo que disfruta con el folklore. Que el 2020 llegue pleno de viajes atractivos, de grandes ideas, de proyectos que se irán plasmando con el empuje de tod@s. Que siga la armonía entre los componentes, argamasa fundamental, que lo demás ya irá fluyendo.
Un abrazo a cada un@ de los componentes.

Álvaro



El acto principal en el que iban a participar los grupos musicales era el Desfile de la Hispanidad, previsto para el día 9, pero tal y como aterrizaron en el aeropuerto Kennedy les informaron de su suspensión. Había fallecido el cardenal de Nueva York, nuncio del Papa en Estados Unidos, y el luto oficial impedía su celebración. Así que tenían todo el día para visitar la ciudad.
En el hotel de la calle 44 donde se alojaron, el Mansfield Hotel, los de Jaca compartían estancia con La Come y el Ballet María de Ávila de Zaragoza. Los bailarines tenían una forma espartana de saborear la vida, pero Labordeta, sus músicos y los del Alto Aragón, compartían otra muy distinta. Juntos se fueron a recorrer Manhattan y lo que pudieron: el Empire State, la catedral católica de San Patricio, el Metropolitan, el Rockefeller Center, el Lincoln Center, la calle 42, Broadway, Chinatown...

Viajar con ellos en un vuelo de Spantax es ol-
vidarte de los menús de plástico pues, donde
menos te esperas, sacan sus panes altoara-
goneses, sus longanizas del somontano y las
tortillicas de mamá y, de golpe, se olvida el
tedio de la monotonía de un vuelo aburrido.
Por todos los lados, en cajas perfectamente
clandestinas, salen botellas de vino que cru-
zan el avión en un cerrar de ojos. Y los chistes,
los diretes y los dimes acentúan la bondad de
la humanidad de estas gentes.

José Antonio Labordeta

Al día siguiente comenzaron su gira neoyorquina. Actuaron en el teatro Joyce, junto a Baluarte Aragonés, y en el Essex Country College de Newark, la Bryant School, de Queens, y la Casa de España (clausura) junto a Labordeta y La Come.
Aunque en la mayoría de los conciertos o actuaciones, el público era casi exclusivamente español o hispano, cuando la troupe aragonesa llegó al Essex Country College de Newark, José Antonio se dio cuenta enseguida de que en primera fila había un espectador negro. Por eso, cuando Labordeta recorría las “estrofas de su Arremójate la tripa (Meditaciones de Severino el sordo) y llegó a «los hijos de la María se han marchado a Nueva York, uno trabaja de negro, otro de indio en un salón», el cantautor aragonés cambió sobre la marcha «negro» por «Guanamino». Alguien del Alto Aragón le preguntó después a José Antonio que qué era un Guanamino, y Labordeta le contó el chiste.



De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Enrique Tello, María Jesús Lera, Jesús Lacasta, Mario Garcés, Esther Puértolas, Álvaro Gairín, Julio Laín, Javier Lagunilla, Antonio Gairín, Isabel Moreno, Mamen Millera, María Villarroya, Marta Millán, Joseato Muñoz, Teresa Bescós, Paco Medina, Paco Betés, Labordeta e Iñaki Fernández.

ALMANAQUE DE LOS PIRINEOS / AGOSTO 1975-1985 143


FOLKLORE



La COOME —o La Come, como todo el mundo la nombraba— acompañaba en ocasiones a José Antonio Labordeta y estaba formada entonces por Javier Inglés, Iñaki Fernández, Paco Medina, Juan Carlos Fernández, que luego formaría parte de Ixo Rai, y Ángel Vergara, el último en incorporarse después de haber formado parte  de Os Mosicos das Cambras junto a Joaquín Pardinilla.

          En ese mismo recital, el batería de La Come,.Juan Carlos Fernández, se había dejado las baquetas en el hotel y dos integrantes del Alto Aragón, Máximo Lacasta y Rafael Pérez, registraron el recinto hasta que encontraron dos perchas de madera de las que fácilmente extrajeron dos baquetas para Juanito, que era de Luesia, y merecía atención especial. Todo aquello unió mucho.

          Pero lo mejor estaba por llegar. Para los desplazamientos entre actuaciones usaban un autobús en el que cabían todos. A la parte delantera, más seria, la llamaban Barrio Manhattan, y a la de atrás, donde los somardas se buscaban entre sí, Barrio Chino. En una curva de noventa grados yendo a Queens, el vehículo dio un viraje brusco para incorporarse a la  5ª Avenida y el
contrabajo de Máximo Lacasta, que no tenía por funda más que unos cuantos trozos de espuma de tapizar, salió volando para quedar destrozado sobre el asfalto. El autobús frenó y se hizo un silencio sepulcral, mientras Máximo, el más veterano del grupo, rompía a llorar.
Al día siguiente, Máximo recibió, «emocionado como nunca he visto a
una persona», nos cuenta María Ángeles Rubio, en una actuación memorable en la Casa de España, un nuevo contrabajo gracias al generoso detalle de Mayte Iza, directora general del Instituto Español de Emigración. Se lo dieron a mitad de actuación. Hasta entonces había tocado de prestado el bajo de Iñaki Fernández (La Come), un montisonense enamorado de The Beatles.

Nos fuimos a una tienda de instrumentos y la
directora me pidió que eligiéramos un con-
trabajo para Máximo. Como no tenía ni idea
de contrabajos, después de tocarlos todos
elegí el más caro. Lo peor fue encontrar un
taxi donde entrara ese bicho.

Rafael Pérez

144 ALMANAQUE DE LOS PIRINEOS / AGOSTO 1975-1985


lunes, 30 de diciembre de 2019

Villancicos en TV Aragón - 2019

Ya anunciábamos en la semana de Santa Cecilia que habíamos grabado para la TV de Aragón unos villancicos en la Universidad de Zaragoza en Jaca. Ayer día 29 se emitió el programa “En Ruta con La Ciencia” que contenía entre otras cosas esta grabación y entrevistas con Fernando Estallo, nuestro presidente y Belén Artero, encargada de vestuario.
Compartimos a continuación el enlace de la TV de Aragón donde está el programa completo. Lo relacionado con el Grupo está en los primeros 15 minutos

Álvaro


El enlace que lleva al programa de TV Aragón

http://alacarta.aragontelevision.es/programas/en-ruta-con-la-ciencia/cap-143-jugamos-con-la-ciencia-29122019-1958


domingo, 29 de diciembre de 2019

Tú a Moscú y yo a Nueva York - 1983 - 2020 (1)

Pirineum Editorial ha elaborado siete almanaques, siendo el de este año 2020 el que parece será el último de la serie. Dedicado a la década 1975-1985 y con su doble vertiente “de almanaque del año entrante y periódico de época”, como dice en la solapilla interior, recoge una amplia variedad de temas. Os lo recomiendo hayáis vivido o no estos años. Lleno de artículos entrañables sobre todo relacionados con nuestras comarcas pirenaicas, con nuestras tradiciones, con los sucesos y hechos relevantes de cada año. Sergio Sánchez, el director de la edición, consideró oportuno recoger en uno de los artículos los viajes que se hicieron a Moscú y Nueva York, por el grupo de San Juan de Plan y el nuestro. Fueron hitos importantes para dos grupos de folklore del Pirineo. Agradecemos a Sergio este artículo, reconociendo que aun habiéndole aportado alguna información y foto, ha conseguido aportar datos que este blog o desconocía o tenía olvidados. Espero que recordéis, espero que disfrutéis.

Álvaro

ALMANAQUE de Los PIRINEOS 2020
1975-1985 AGOSTO
1983     Tú a Moscú y yo a Nueva York
         Los dos grupos de referencia en la recuperación y renacimiento del folklore pirenaico aragonés junto al Grupo Val d'Echo de Pepe Lera y el Biello Sobrarbe de Anchel Conte, a saber: el Corro de Bailes de San Juan de Plan y el Grupo Folklórico Alto Aragón de Jaca han viajado este año a Moscú y Nueva York respectivamente. Los nuestros no entienden de bloqueos. Ni olímpicos, ni mucho menos culturales.


FOLKLORE
En el Joyce Theatre, la «Jota de San Lorenzo» ponía el punto y final a la actuación. Desde su inicio, el público se levantó entregado, aplaudiendo hasta que terminó la pieza. En Queens se presentó una señora oriunda de Ansó, que contempló con lágrimas en los ojos la jota de su pueblo; y en Essex llegaron dos periodistas de Montreal, una de ellas nacida en Teruel, que también pudo disfrutar de su jota.

Los hijos de la María, a Nueva York
La invitación llegó de la mano del Ministerio de Asuntos Exteriores, que quería celebrar la Semana Española en Nueva York en torno al 12 de octubre, Día de la Hispanidad. La DGA socialista, recién constituida, seleccionó inmediatamente para representar a Aragón a José Antonio Labordeta y La Come (Cooperativa Musical del Ebro) y, seguramente a sugerencia suya, al Grupo Folklórico Alto Aragón de Jaca, fundado en 1975, por el que José Antonio sentía devoción.

Los vi por primera vez en la plaza de Villanúa
y de golpe me di cuenta de que tenía ante
mis ojos al grupo más importante del folklo-
re aragonés. Fue magistral su actuación sin
ninguna teatralidad, sin latiguillos ni pedan-
terías, y desde aquel día pensé que cuando
alguien me pidiese un grupo folklórico, daría
su nombre. |

José Antonio Labordeta

Los chavales de Jaca y su redolada ya habían viajado a Dinamarca en 1980, donde obtuvieron la Rosa de Plata —segundo puesto— en un concurso internacional de folklore en Copenhague. Aquel año editaron su primer disco (long play y casete), En recuerdo a unos valles, grabado en la Belter en Barcelona (en Zaragoza), pero acompañar a Labordeta con todos los gastos pagados era poner una pica en Flandes. «Es que nosotros nos sabíamos sus canciones»

El viaje a Nueva York con las gentes del Alto
Aragón fue la reafirmación de mis sospechas.
(...) cuando los ves en el escenario, bajo las
luces, en un ambiente tan distinto y lejano,
calas hasta el fondo la hondura de todos sus
dances. El Grupo Alto Aragón tiene la hermo-
sura de que recorre Aragón de norte a sur y
de este a oeste; que no se queda en un rin-
cón tan solo ni tampoco se basa en esas jotas
zaragozanas tan manidas y manipuladas que
están más cerca del folklorismo para turistas
que en un folklore hondo y sincero; visten
con elegancia todos sus Numerosos trajes y
con enorme respeto por las tradiciones de
cada lugar que interpretan. Cuando uno sale
de un espectáculo de ellos tiene una visión
clara y sincera de cómo fue el baile, el dance
y el canto de estas tierras aragonesas.

José Antonio Labordeta

El programa aragonés se completaba con varias conferencias impartidas, entre otros por Guillermo Fatás, José Carlos Mainer, Fernando Biarge o Ildefonso Manuel Gil, qué impartiría la charla de clausura. También actuaron los profesores Jorge Fresno y José Luis González Uriol, y el grupo Baluarte Aragonés.

142 ALMANAQUE DE LOS PIRINEOS / AGOSTO 1975-1985