jueves, 30 de abril de 2020

Este año la ronda de "Los Mayos" es virtual - 2020




Ya estamos a 30 del abril cumplido...
¡Alégrate, Maya, que mayo ha venido!
Estos versos y más son los que se escucharían esta noche, como cada 30 de abril, por las calles de Jaca...
Pero el no poder rondar no quiere decir que este año nos quedemos sin nuestra tradicional Ronda de los Mayos, que se viene celebrando desde hace años en colaboración con la Escuela Municipal de Música y Danza de Jaca... así que os dejamos aquí el "Mayo del alba",preparado con mucho cariño por 40 de nuestros componentes, y 45 grabaciones realizadas desde casa.
Esperamos que lo disfrutéis, y recibamos mayo con el final del túnel a la vista...
#GFAAtodavíasequedaencasa


De la página de Facebook del GRUPO FOLKLÓRICO ALTO ARAGÓN DE JACA  (Sugerencia: vedlo a pantalla completa)

https://www.facebook.com/grupofolkloricoaltoaragon/videos/1086807711701400/

miércoles, 29 de abril de 2020

Crónica de un viaje extraordinario - 2020


Hemos traído en distintas ocasiones y espero que seguiremos haciéndolo, a personas de nuestro grupo que destacan en otras facetas  distintas del folklore. En esta ocasión el Diario del Alto Aragón de Huesca, recoge un artículo a toda página del viaje que José Mari y Susana realizaban y que tuvieron que dejar por la situación que nos envuelve. José Mari era nuestro presidente hasta fechas próximas a la partida. En estos tiempos en que viajar a lugares exóticos no parece raro en viajes de ocho o diez días, esta pareja decidió hacerlo durante siete meses. Las circunstancias les obligaron a volver sin acabar su periplo. Teniendo la suerte de tenerlos muy cerca, no dudamos que disfrutaremos de sus vivencias y nos enriquecerán con su anecdotario tan pronto como se suavice la situación. Nos alegramos de que hayan vuelto y estén tan saludables y llenos de vitalidad  como cuando partieron, o quizá más que entonces. Les damos la bienvenida esperando abrazarlos, justo después de que consigan hacerlo con su familia.

          Álvaro

CONSECUENCIAS DE LA COVID 19
Reportaje: José Mari Palacio y Susana Lacasa

"Lo más duro ha sido y es no haber podido estar con los nuestros todavía"
Esta pareja de turistas estaban en Laos cuando se declaró la pandemia, tuvieron que volver a Jaca de forma precipitada y ella ha retomado su trabajo como enfermera
CHUS SÁNCHEZ
27/04/2020

HUESCA.- José Mari Palacio tenía un proyecto en mente desde hace una década, quería dar la vuelta al mundo como mochilero y conocer otras realidades, distintos modos de vida y disfrutar de esos países y sus paisajes, pero tardó diez años en convencer a su mujer, Susana Lacasa, para que se sumara a la aventura y lo dejaran todo durante una larga temporada.
Su recorrido comenzó el 29 de septiembre de 2019 y partieron con la idea "de viajar durante varios meses -siempre cogiendo los vuelos en la misma dirección- a tantos países como nos diera tiempo o hasta que nos durara el dinero".
Desde entonces han recorrido Sudáfrica, Namibia, Botswana, Zimbabwe, India, Sri Lanka, Vietnam, Myanmar, Tailandia Camboya y Laos. 
Inicialmente tenían previsto volver para celebrar en Jaca el Viernes de Mayo, una fiesta en la que ambos participan y tienen gran arraigo, pero, "una vez estando allí decidimos apurar y alargar el viaje".
Sus siguientes destinos iban a ser "Filipinas, Indonesia y la costa este de Estados Unidos" y pensaban apurar la ruta hasta finales de mayo.
Pero en la última fase de su aventura se declaró la alerta mundial por el coronavirus, una pandemia sobre la que ya llevaban semanas pendientes . "Desde enero estábamos al tanto de todo lo que pasaba en Wuhan y China, seguíamos las noticias locales y estaban más preocupadas nuestras familias por lo que pudiera pasar que nosotros", y añaden que "en el sureste asiático todo estaba tranquilo, apenas había contagios".
Pero en pocos días la situación se aceleró, como sucedió en España, y relatan: "comenzaron a cerrar fronteras para extranjeros y ya descartamos ir a Singapur y Hong Kong," y después todo fue muy rápido y surgió la idea de volver a casa ya que -matizan- "nuestro objetivo era poder viajar, y si no nos íbamos a poder mover, no tenía ningún sentido quedarnos". Aun así, indican que por un momento, "llegamos a valorar la posibilidad de pasar los quince días que iba a durar la cuarentena en un lugar paradisiaco, descansando", algo que pronto descartaron.
Y prácticamente en ese momento comenzaron a cerrar la mochila. "Empezamos a barajar la idea el 13 o 14 de marzo", detallan, "hablamos con la embajada de España en Tailandia, encargada de toda esa zona, que se portó súper bien con nosotros y el 17 volábamos", y remarcan, "tomamos la decisión en el momento oportuno, como además no teníamos billete comprado como otras personas con las que coincidimos, nos era indistinto coger un vuelo u otro".
Hasta el momento del despegue, apostillan, "pasamos dos días de nervios e incluso hasta que no vimos que ya íbamos a salir y que la vuelta era definitiva, no avisamos a la familia". El vuelo que tomaron fue vía Rusia, "fue el último que salió del aeropuerto de Bangkok con ese destino" porque después se cerraron las fronteras.

Tras horas de viaje, el día 18 por la mañana aterrizaron en Madrid, donde la sensación fue muy extraña. "Casi daba miedo ver el aeropuerto tan vacío, sólo se oía la megafonía y teníamos que respetar la separación de dos metros y el resto de indicaciones", recuerdan.
Para la última parte del retorno, recorrer los casi 500 kilómetros que los separaban de Jaca, "cogimos un coche de alquiler y volvimos conduciendo", tras hacer una gran compra para los quince días de confinamiento que les esperaban, llegó lo más duro. "Fuimos a ver a nuestras familias, primero pasamos por Guasillo a ver a la de Chemari, nos costó mucho a todos mantener la distancia, no abrazarnos ni besarnos, nosotros somos del roce, y después nos acercamos a Barós -añade Susana-, donde pasamos un buen rato hablando con mi familia, mis padres y mi abuela, ellos desde el balcón de casa y nosotros en la calle".
Luego llegaron los quince días de confinamiento, que ambos valoran como un trámite positivo. "Nuestra adrenalina estaba al máximo y nos sirvieron para asentar emociones, recuperar la normalidad de hacernos la comida, dormir en la misma cama cada noche..." e indican, "lo más duro no fue volver dos meses antes, lo peor ha sido y es, no haber podido estar con los nuestros todavía, pero al menos hablamos por teléfono, hacemos videollamadas..., y sabemos que todos estamos bien".
Además han aprovechado este encierro para "valorar todavía más lo que tenemos aquí, y los medios con los que contamos y la cantidad de cosas de las que disponemos", y remarcan: "en países como Laos sólo cuentan con cuatro respiradores para toda la población".
Superadas esas dos semanas de confinamiento, Susana, enfermera de profesión, no dudó en volver. "No me lo pensé mucho, se necesitaba personal sanitario y yo estaba disponible".
Y al respecto apunta: "yo no me considero una heroína, disfruto con mi trabajo aunque ahora las condiciones sean muy distintas". Por contra, se pone en la piel de los pacientes, a los que valora porque son ellos quienes lo están pasando mal. "En pocos días han empezado a tratar con personal nuevo, que además lleva un disfraz, ya que solo se nos ven los ojos y casi todo es muy gestual, y además no pueden ver a sus familias".


EN FRASES

“La cuarentena nos ha
servido para asentar emociones”

“Pasamos dos días de nervios y hasta
 que no ibamos a salir y que la vuelta era 
definitiva, no avisamos a la familia”

“No me considero una heroína, disfruto
 con mitrabajo aunque ahora las 
condiciones sean muy distintas”

José Mari Palacio y Susana Lacasa


Diario del Alto Aragón 27 de Abril de 2020, pág 7



domingo, 26 de abril de 2020

Nuevo vídeo del Festival de Rumanía - 2020



El 23 de marzo pasado el canal de youtube Festival Inimilor, se subió un vídeo con una de nuestras actuaciones en dicho festival en la ciudad de Timisoara. Tiene una duración de 11’ 12”. Se ve La Jota Cruzada de Aso de Sobremonte, el paloteao de Lanuza y la Jota de San Lorenzo de Huesca.
Fuimos a este festival en la primera quincena de julio del pasado año 2019. Como ya dijimos la traducción es “Festival de los Corazones”.

     Álvaro




Festivalul INIMILOR - Grupo Folklorico Alto Aragon - Spania

miércoles, 22 de abril de 2020

Historia de "Miércoles de Cecina" - 2020



Miércoles de Cecina:
disfrutando de la música popular

“Ya están otra vez estos cansinos…”, supongo, que pensaría alguno cuando allá en los años 90 sacábamos los instrumentos (“los trastes”, decíamos) y empezábamos a amenizar, por enésima vez, sobremesas, viajes en autobús, ratos de espera entre actuación y actuación… A veces con canciones del propio Grupo Alto Aragón, otras con las canciones de la tuna que nos habían enseñado David Betrán y Carlos Eíto, otras veces, con alguna canta del grupo Val d’Echo, o alguna ranchera… Lo que hiciera falta.

Al poco tiempo llegó al grupo Luis Salesa, con sus gaitas, chiflos y salterios, y se reincorporó, después de varios años, Guzmán Fernández, con su laúd y, más tarde, con el violín. Y con ellos ampliamos el repertorio de las “canciones del pacharán”, como las llamaba alguno.

Tanta afición teníamos que, hace casi 20 años, decidimos juntarnos cada miércoles a aprender y ensayar nuevas piezas fuera del repertorio habitual del Grupo, con el único objetivo de disfrutar de la música y de la buena compañía. Nos empezaron a llamar “Los Miércoles”, por razones obvias. Por estos ensayos, a parte de los habituales –Tebi, Carlos Franco, Guzmán, Luis y yo– pasaban muchos músicos de diferentes procedencias. Entre estos, destacar a María Casorrán, afamada bandurria del Grupo,  y que nos estuvo acompañando durante algunos años.

Después de tantos ensayos y de cenas con sobremesas musicales en La Cadiera o en Guasa, en cuyo centro social ensayábamos a menudo, nos lanzamos a hacer actuaciones de “pequeño formato” con público. La primera fue en Borau, en el invierno del 2004.  En esta primera actuación nos acompañó Rafa Pérez. Por cierto, Rafa siempre ha sido una pieza importante para “Los Miércoles”, al principio como músico y después como técnico de sonido en algunas actuaciones de más enjundia


Fue más o menos por entonces cuando le pusimos nombre al grupo y, sin pensarlo demasiado, decidimos llamarlo “Miércoles de Cecina”. De esta manera,  a nuestro día de ensayo habitual  le sumábamos nuestra afición gastronómica.

Al poco tiempo, se incorporó al Grupo Alto Aragón Lucía Guillén. No tardamos en convencerla para que se pasara por algún ensayo de los miércoles y cuando le oímos cantar su primera ranchera, casi nos caemos de la silla. ¡Qué maravilla! Ya no la dejamos marchar. Ampliamos el repertorio añadiendo más rancheras y alguna otra canción que se adaptara a su voz. Pronto Lucía convenció a su hermana Ana, otra prodigiosa voz, y los “Miércoles de Cecina” dimos un salto de calidad.  En esta época también se unen a los “Miércoles” Eduardo Gil, otra fantástica voz, y Alfredo Larraz, con su bajo, su paciencia y su buen hacer: ¡por fin teníamos partituras y las letras de las canciones ya no las apuntábamos en servilletas de bar…!


Desde entonces hasta hoy, los “Miércoles de Cecina” hemos sumado más de 100 actuaciones en Jaca y su redolada, hemos tocado varias veces en el Palacio de Congresos, colaboramos en el disco “Rancheras del Pirineo” y hemos actuado en Francia y en algún festival folk  y ¡hasta hemos ido a Teruel! Incluso nos hemos lanzado a componer: Luis y Carlos nos han vuelto a sorprender al crear bonitas músicas y  letras con “sabor popular”. Y hemos grabado un  disco, “No semos cosa” que salió a la luz en octubre del 2019. Creo que hemos sabido mantener la filosofía inicial: nuestra única pretensión es disfrutar de la música popular y hacerlo pasar bien a quien nos escucha.

Últimamente hemos tenido más incorporaciones: por un lado ese genio de la percusión y de la fiesta, también bailador en el Grupo, Miguel Albertín; por otro lado el cheso José Pérez, voz y guitarrico, una de las voces características del Grupo Val d’Echo,  y, finalmente, la gran flautista Ana Barrón (¡ya tenemos a alguien que sabe música!), cuyo padre enseñó a los primeros componentes de la rondalla de Grupo Alto Aragón… Las vueltas que da la vida…. Hasta tenemos algunos “fijos-discontinuos”, como Eloy Bordonaba, de Sinués, o Domingo Hernández - también del Grupo - que con su  estupenda voz nos echan una mano allí donde les pedimos.


Durante todo este tiempo lo hemos pasado muy bien, la verdad. Y yo creo que hemos hecho pasar buenos ratos a mucha gente también. No podemos pedir más. Y seguimos con la misma ilusión y con nuevos proyectos e ideas.

Somos conscientes de que el Grupo Alto Aragón ha sido y es un gran referente para “Miércoles de Cecina”.  Y no solo porque, tal y como queda constancia en este artículo,  el origen de “Miércoles de Cecina” esté en el Grupo o porque prácticamente todos sigamos vinculados a él de una manera u otra. También porque mucho del bagaje cultural o musical que transmitimos  lo hemos vivido y aprendido ahí.

Y si aún hay alguien que aun no nos ha escuchado, no será difícil encontrarnos tocando en Jaca o en algún pueblo cercano. Seguro que a alguno le gusta.

Óscar Tesa
Fotos: Guzmán Fernández

jueves, 16 de abril de 2020

El Grupo en Youtube - 2020

En el canal de Youtube de Jumilla está saliendo ahora El Grupo. 


FNF Ciudad de Jumilla en la web Presenta: Grupo Folklórico Alto Aragón (Jaca)


viernes, 3 de abril de 2020

El vídeo del Grupo en el Pirineo Aragonés - 2020



El semanario local El Pirineo Aragonés en su número 6.992 del 3 de Abril y en su página 5, hace mención al vídeo que forma parte de la entrada anterior. Se elaboró reconociendo la valía y esfuerzo de distintos grupos sociales y organismos en esta situación excepcional en la que nos encontramos.

Álvaro



Video de agradecimiento del Grupo Folclórico «Alto Aragón»

El Grupo Folclórico «Alto Aragón» ha remitido a los medios de comunicación y ha difundido a través de las redes sociales un video de agradecimiento a todas las personas y colectivos que, en estos momentos tan difíciles, "hacen nuestra vida mejor, aunque eso signifique poner en riesgo su propia salud”.
El video está elaborado con más de 20 audios grabados por otros tantos miembros del grupo confinados en sus casas. Comienza con la reproducción de las campanas del reloj del ayuntamiento y unos aplausos y sigue con un tema de su repertorio y al que han adaptado una letra de agradecimiento. “A los médicos y enfermeros gracias por vuestro trabajo y profesionalidad”, “a las Fuerzas Armadas de España. Policía Nacional, Local y Guardia Civil, gracias, gracias de verdad”, “a los medios de comunicación, gracias por bien informar”. son algunas de las estrofas incluidas en la canción en la que también se hace referencia a los supermercados, tiendas y gremios que se encargan del abastecimiento y distribución de alimentos.
El video está ilustrado con fotografías del grupo y de sus actuaciones en diferentes países del mundo.