lunes, 9 de abril de 2018

Nueva actividad recuperada


La procesión del Corpus Christi contó con la participación de “Os Baylados de Santa Orosia”

Jaca, 6 de abril de 2018

El día 18 de junio de 2017, unos jóvenes Baylados de Santa Orosia acompañaron con sus bailes la procesión del Corpus Christi. Estos jóvenes, salidos de la escuela del Grupo Folklórico “Alto Aragón”, volvieron a revivir una tradición perdida que se daba lugar a mediados del siglo XVII, donde nuestros viejos danzantes acompañaban con sus bailes la procesión y fiesta del Corpus.

(Año 1836, 8 de julio)
“Se acordaron espedir y espidieron contra el fondo de propios los libramientos siguientes… Otro de cien r.von (reales de vellón) para los bayladores de Santa Orosia pues ejecutaron sus bailes en día del Corpus, la Trinidad, San Juan y Santa Orosia, según la costumbre inmemorial.”
(A.M.J. caja 875, actas, F.36 v) [Sacado del libro Danza, Montañés]

La presencia de estos danzantes está más que demostrada a lo largo de los siglos. No obstante, durante un largo período del S. XIX, dichos danzantes ya no acudieron a su cita. Quizás no tanto por ellos mismos, sino porque la propia fiesta había decaído.
Nuestros pequeños danzantes aprendieron una parte de los numerosos bailes que se representan para la procesión de Santa Orosia. Los nombres de los bailes que ejecutan son los siguientes: Viñetas, Sinués, Cruceros, Pedro Gil y Dos Chaqueses. En la última parada, llegando al final de la procesión, interpretaron el Dance de Sinués. Este dance, a diferencia del resto que se realizan en la procesión, se hace en el sitio y cambiando de posiciones.


Hay que destacar que la mudanza de Pedro Gil fue adaptada para poderla bailar en la procesión, ya que este es un baile que se lleva a cabo el día de Santa Orosia, en la Plaza de Biscós, mientras se enseñan los mantos de la Santa.
El dance de Dos Chaqueses se ha estrenado para la ocasión, gracias a la extraordinaria labor del músico y compañero Enrique Tello.
Tanto la mudanza de Pedro Gil como la de Dos Chaqueses, junto con las Viñetas, tienen letra:
“Pedro Gil llama a la puerta
Simoneta le fue a abrir
Simoneta le responde
Bienvenido Pedro Gil”

“Dos chaqueses se preparan
Garbosos para bailar
Añudar as castañuelas
Que o baile va a prenzipiar.”

“Estas son viñetas
Del buen plantar
Que en el día que se podan
Se pueden vendimiar”

La procesión del Corpus Christi ha estado siempre muy bien acompañada. Me acuerdo, en las décadas de los 60 y 70, que los militares posaban formando guardia por las calles por donde pasaba la procesión, y la urna iba custodiada por una guarnición militar de gastadores. En la parte final, salía la banda militar con un par de escuadrones desfilando, y cuando acababa la procesión, se marchaban a paso ligero (eran tiempos franquistas).

Hoy en día, y gracias a Dios, sólo se ha conservado lo puramente religioso y tradicional, quedando la procesión de la siguiente manera: abre la procesión el Pendón de la ciudad, y seguidamente van todos los estandartes de todas las cofradías de Semana Santa. Después, va el estandarte de la procesión de Santa Orosia, acompañado por miembros de la hermandad de Santa Orosia. Tras él, y después de muchos años, se incorporaron los danzantes-baylados de Santa Orosia, formados por un repatán (Mateo S.), ocho danzantes (Marcos A., Pablo S., Martín T., Lucas J., Xabi M., Miguel F., Mario N. y Lucas F.) Todos ellos, ataviados con el traje blanco y mantón cruzado, pero sin bonete y acompañados por el músico Enrique Tello. (Cabe destacar que estos bailes los realizan casi siempre mirando hacia delante, ya que no sale la urna de Santa Orosia)

Detrás, van colocados los niños y niñas que ese año han realizado la Primera Comunión. Seguidamente, van los Danzantes de Santa Orosia, trucando sus palos sin parar. Justamente pegados a los danzantes, va la urna con el cuerpo de Cristo (Corpus Christi). Esta urna, preciosamente floreada, va custodiada en los laterales, y pegados casi a ella, por cuatro gastadores militares, y también van los romeros del cuerpo de Santa Orosia del campo de Jaca.

El cabildo Catedralicio, con el Ilustrísimo Señor Obispo, y todas las autoridades pertinentes, rompen una línea atravesando la calle al toque de los timbaleros, y acompañados por los maceros municipales. La concejalía procesiona en dos filas.
Y ya, para finalizar, la banda de música Santa Orosia, pone el ritmo y la armonía que dicha procesión requiere.
La procesión lleva el mismo recorrido que la de Santa Orosia, y al igual que en ella, pasa por cuatro de las iglesias de la ciudad.

Estos nueve chicos, después de su estreno en la procesión, siguen totalmente ilusionados y esperando que pase el tiempo para salir con “los mayores” en las otras tres procesiones (el dance de Santa Orosia sólo sale en procesión en la ciudad de Jaca)
En el mes de noviembre de 2017, tuvimos un ensayo en el cual, después de una pequeña explicación de tan importante acto, se les entregó a cada uno, un libro de Danza, montañés, firmado por uno de los autores, Manuel Tomeo.
Todos se quedaron maravillados, y prometieron leerlo y aprender la fascinante historia de nuestras raíces, siendo conscientes de que después de tantos años sin salir en la procesión los antiguos danzantes, ellos han sido los primeros en recuperar dicha tradición.
El Grupo Folklórico “Alto Aragón” se siente satisfecho con la progresión que, a través de los años, desde su recuperación, ha ido enriqueciendo un tesoro que estaba tan bien guardado y al mismo tiempo expandido por tan diversas fuentes, expectantes a que alguien como nosotros lo sacara de nuevo a la luz.
Me imagino que todas las personas, ya desaparecidas, que participaron de una forma u otra, se sentirían muy orgullosas con nuestra labor de recuperación, dentro del respeto y la admiración que les guardamos.
Esperamos que, después de nosotros, se siga manteniendo viva la tradición y no sea necesaria volverla a recuperar, porque nunca se debe volver a perder.
Este año, el Corpus Christi se celebra el día 3 de junio. Confiamos en que el tiempo nos respete y puedan procesionar por segundo año estos magníficos danzantes-baylados.
Un saludo,
Paco.

No hay comentarios: