jueves, 27 de julio de 2017

Noticia de prensa - Julio 2017


14 Domingo Folclore
Diario del AltoAragón — DomIngo, 16 de julio de 2017

El Grupo Folklórico Alto Aragón termina con éxito su participación en Lituania

Desde el4 al 10 de julio, la agrupación jaquesa asistió al Festival “Baltica” celebrado en Vilna

Por RICARDO GRASA
EL GRUPO Folklórico Alto Aragón de Jaca , sigue en su empeño de mostrar el folclore aragonés por todo el mundo, lo que recientemente le llevó hasta Lituania, a participar en el Festival “Baltica”, en su trigésima edición. Se trata del acontecimiento de música tradicional más importante de los países bálticos y se celebra cada año en un país diferente. en el marco del CIOFF.

Durante la edición del 2017 además de los jacetanos, acudieron grupos de Japón, Corea del Sur, India, Brasil, Grecia. Ucrania, Polonia, Estonia, Letonia y Lituania.
El conjunto jaqués trasladó a Lituania, como viene siendo habitual en sus viajes los bailes y cantos tradicionales de la tierra. Acompañados con el vestuario con el que se solía danzar antiguamente, sus componentes interpretaron diversas piezas de Aso de Sobremonte, Lanuza, Albarracín. Teruel, Remolinos, Huesca. Graus, el Sobrarbe o Caspe, entre otros lugares.

Taller de danzas
El ciclo estaba enfocado hacia la conservación de las tradiciones, así como la relación del hombre con la naturaleza. Debido a esta razón, los jacetanos debieron llevar a cabo otro tipo de actividades, al margen de sus propias actuaciones. En concreto, tuvieron que realizar un taller de danzas, además de una presentación sobre los usos y las costumbres típicas de Aragón. y una muestra gastronómica de los productos representativos de la tierra.
De igual modo, el grupo jaqués acudió a una recepción oficial en el Ministerio de Cultura lituano, con la ministra Llana Roukytè-Jonsson. a quien obsequiaron con material divulgativo de la zona, dando a conocer la Jacetania en el este de Europa.

Los jaqueses estuvieron con grupos de Japón, Corea del Sur, Polonia, India, Brasil Grecia, Estonia, Ucrania y Letonia.

 Visita cultural
Junto a las actuaciones en Vilna, el grupo jaqués realizó espectáculos en otros lugares de Lituania ubicados en el distrito de Moletai. También, aprovecharon el viaje para conocer uno de los parajes más icónicos del país báltico, como es el Castillo de Trakal y su entorno, de manera que la visita permitió conocer la historia y el patrimonio del país báltico.
Desde el Grupo Folklórico Alto Aragón, aseguraron estar muy contentos por su asistencia al festival y sobre todo, por la clamorosa respuesta del público que presenció sus diferentes actuaciones, pese a que en alguna de ellas hizo apariclón la lluvia. La agrupación jaquesa se muestra muy agradecida con los organizadores lituanos por contar con ellos para poner el broche final a los espectáculos más importantes del festival, como el acto de apertura y el de clausura.
El buen hacer de los altoaragoneses sobre el escenario no solo fue apreciado por el público asistente a sus actuaciones, sino también por componentes de otros festivales de la zona que acudían a verles, como los de Rusia, y por el resto de grupos participantes en este Festival Baltica, habiendo recibido varias propuestas para participar en ciclos de países allí presentes.

jueves, 20 de julio de 2017

Viaje a Lituania - Julio de 2017


VIAJE A VILNA (LITUANIA) JULIO 2017

 Como cada año, el Grupo recibe varias invitaciones para participar en festivales folklóricos, de los cuatro continentes.
Este año y tras estudiar concienzudamente todas ellas, nos decantamos por acudir al Festival  “ Baltica 2017 ” a celebrar del 4 al 9 de Julio en la ciudad de Vilna capital de Lituania.
Por primera vez, en los ya numerosos viajes al extranjero del Grupo, iniciábamos el viaje desde el aeropuerto de Bilbao.
Será por eso que no calculamos bien el tiempo y llegamos con tres horas de adelanto a dicho aeropuerto, que además estaba cerrado. Tocaba esperar dentro del “bus” ya que en la calle la temperatura estaba bastante baja incluso para nosotros.

Salimos sobre las 6,45 hora prevista y sin retraso ya que era el primer vuelo del día en Bilbao. Este viaje tenía dos partes, Bilbao Frankfurt y Frankfurt Vilna. El tiempo de espera en Frankfurt fue de más de seis horas que se hicieron interminables, a pesar de los bocadillos de salchichas y las cervezas, que casi estábamos obligados a consumir por el tiempo de espera y por seguir las tradiciones claro. La llegada al pequeño aeropuerto de Vilna, pequeño en comparación con otras capitales, fue grato pues ya nos estaban esperando nuestras guías, que rápidamente nos trasladaron en autobús al hotel donde estábamos alojados. “Ecotel Vilnius” un hotel casi nuevo en el centro de Vilna, donde nos alojaron en habitaciones dobles, todo un lujo.
Con la llegada al hotel sobre las 19 horas nos libramos del encendido de la llama del festival en la colina Verkai.
No voy a relatar el día día de nuestra estancia en Vilna y sus múltiples actuaciones, pero si destacaré alguna de ellas con sus vicisitudes y también sus alegrías que de todo hay en la “Viña del Señor” en este caso en el Festival “Baltica 2017 “.
El día a día con las programaciones del festival, se las tenían que ver Fernando y su equipo (equipo formado por varios miembros del nuestro Grupo) ya que la organización iba modificando no ya cada hora sino cada minuto, la programación inicial. La destreza de ellos y la comprensión y “profesionalidad” del resto, hizo que todo saliera perfectamente.
Hubo actuaciones de 5 de 10 de 15 y de 30 minutos, que desde mi punto de vista salieron muy bien, prueba de ello es que en varias ocasiones tuvimos que realizar “bises”, excepto en la que por cuestiones de organización no se pudo.
Desde el segundo día hasta el  último, siempre cerrábamos nosotros los espectáculos, digo yo por algo será. 
La mayoría de las actuaciones fueron en los jardines  “Bernardine” en dos escenarios, uno bastante pequeño y otro de mayores dimensiones, que permitió en este último mostrar mejor nuestro espectáculo.
El día 5  en la Avenida Gediminas, Plaza Catedral y Plaza VincasKudirka  actuamos para la TV durante más de 20 minutos y también ese mismo día en la ceremonia de inauguración del festival que fue  en el Palacio de Congresos,  aquí todos los grupos participamos con  5 minutos.
El día 6 “Día nacional de Lituania” actuamos 20 minutos en la Colina Dubingiai, ese mismo día teníamos previsto una pequeña actuación de 5 minutos en el Lago Alausai pero por problemas de horario de la TV se canceló.
Los días 7 y 8 realizamos actuaciones en los Jardines Bernardine, tanto en el escenario pequeño como en el grande.
El domingo 9 de julio, tras una misa en la iglesia de Bernardine, todos los grupos participantes del Festival  dimos un pequeño concierto religioso aportando dos piezas cada uno. Las actuaciones folclóricas este día fueron dos en los jardines Bernardine.

En otro orden de cosas, el día 8 de Julio, el Grupo participó en dos actividades que nunca habíamos tenido que hacer en un festival.  Bajo el título del “Día del cielo y la tierra” teníamos que participar en dos actividades completamente diferentes. La primera fue “Workshop” que en palabras de María Casorran (una de las creadoras y presentadoras) “fue una especie de seminario o mesa redonda, en la que algún representante de cada grupo explicaba a los demás el origen del mismo, quien lo forma, a que se dedica, etc. Nosotros  lo que hicimos fue un cuento, el de la historia de amor de Chenaro y Juana que transcurre en el marco temporal de las estaciones del año. Aprovechando esa historia y ese marco temporal, íbamos incluyendo nuestras tradiciones y bailes, relacionándolo todo con el trabajo de la tierra en nuestros pueblos de la Jacetania. Todo ello estaba ilustrado con vídeos y fotos de nuestros bailes”.

La segunda actividad,  casi solapándose con la anterior,  fue en los jardines Bernardine donde varios miembros del Grupo y a la cabeza Belén, preparamos un fenomenal gazpacho, para todos los que se quisieron acercar al “Chiringuito” que para ello preparó la organización, con un resultado fenomenal, el gazpacho duró lo que duró es decir nada.


También quedó tiempo, pero poco, para las visitas a la ciudad de Vilna, su casco antiguo sorprendió a casi todos, donde también degustamos su gastronomía, como no podía ser otra manera.

El último día es decir el de 10 Julio, solicitamos a la organización nos consiguiera un autobús, pagado por el Grupo, para que antes de dejarnos en el  aeropuerto nos llevara a un pueblo cercano Trakai, donde admiramos un espectacular castillo y su excelente gastronomía.

La vuelta a Jaca fue mucho más rápida que la ida, ya que salíamos del aeropuerto de Vilna sobre las 19 horas y estábamos en Jaca a las 3 de la madrugada.
En resumen, un buen viaje con buen alojamiento, la espectacular acogida del público en cada actuación, la satisfacción de la organización del festival y sobre todo sobre todo, la gran convivencia entre todos nosotros, sabiéndonos adaptar a todas las variaciones, sobre la marcha, de la organización.
Pues nada más, como se suele decir preparados para el siguiente viaje, que ya tenemos tres o cuatro para elegir.

 Rafa.