viernes, 27 de abril de 2012

Ronda en el día de San Jorge

Jaca 23 de Abril de 2012

No podía faltar en un día tan señalado para la comunidad de ARAGÓN, un acto tan significativo como es la Ronda llena de alegría y colorido.
Uno de los compromisos del convenio, que tenemos firmado con el AYUNTAMIENTO es esta ronda que hacemos gustosamente, por la Plaza de la CATEDRAL y la Plaza de SAN PEDRO, alrededor de los puestos que las librerías de la ciudad sacan a la calle para celebrar el día del libro.
Aunque no todos los componentes podían acudir, al final hemos conseguido reunirnos con gran esfuerzo, unas 28 personas mayores y 4 críos perfectamente vestidos para la ocasión. (Como anécdota a resaltar, decir que Andrés que llegaba con el tiempo justo de Biniés, lo paró tráfico a la llegada a Jaca y le pusieron una multa por superar en 10 km. La velocidad permitida).
Después de vestirnos en la Secretaría del Grupo y afinados los instrumentos, RAFAEL PÉREZ (director de rondalla en funciones) preparó un itinerario con una serie de canciones y bailes. Nos avisa de la dificultad que podríamos tener en alguna pieza al no haber ningún acordeón, y que al ser al aire libre podría repercutir a la hora de cantar o bailar, pero todo salió bastante bien.
Empezamos en la esquina de la C/ Echegaray con unas rondaderas que fuimos cantando (pasando por mesas de los grupos políticos que estaban ofreciendo vermut), hasta llegar a la puerta de la lonja grande de la CATEDRAL. Una vez terminadas las rondaderas (dame un poquito de agua fresca o caliente…) nos plantamos enfrente de bodegas Langa donde se bailó la JOTA CRUZADA DE ASO DE SOBREMONTE, y se cantó el PALITROQUE. Posteriormente nos fuimos tocando del PASODOBLE DE MARCUELLO hasta llegar al HOSTAL PARIS, donde se cantaron unas jotas de estilo y se bailó el CADRIL. Acabada la pieza nos fuimos tocando el palotiau de LINAS DE BROTO, hasta llegar a la otra esquina de la plaza donde bailamos la jota de TERUEL y cantamos un romance triste llamado CABALLERO CABALLERO, para así despedirnos y marcharnos con otras rondaderas camino ya de nuestra Secretaría, donde nos cambiamos y comentamos satisfechos lo bien que había salido.

Fdo. Paco
Amen Semper


jueves, 26 de abril de 2012

XXIX Campionato de Billas

JACA, 08 de Abril de 2012  (DOMINGO DE PASCUA)

          Un año más, el GRUPO FOLKLORICO “ALTO ARAGON” ha celebrado en o CAMPO L’TORO (Plaza de Biscós) su XXIX CAMPIONATO DE BILLAS.
          El DOMINGO DE PASCUA de RESURRECCIÓN, es la fecha indicada por nuestros mayores para realizar tal evento.
          Todo comienza al punto de la mañana (las 9 o las 10) reuniéndonos una docena de componentes del GRUPO FOLKLÓRICO “ALTO ARAGÓN” en nuestra secretaría. Lo primero que se hace es colocar las vallas (que nos cede el AYUNTAMIENTO), para formar las pistas donde se realizarán las tiradas. Luego y para coger un poco de fuerza, nos arreamos un buen almuerzo y seguidamente sacamos todo el material necesario para hacer el CAMPIONATO (BILLAS, MEGAFONÍA, TROFEOS, etc. etc.).
          Una vez sacados y colocados todos los juegos de Billas y montada la megafonía, se va animando a la gente que se acerca por la Plaza a participar. Cuanto mayor sea el número de participantes, más competitividad habrá.
          Hay que destacar que los días anteriores, se preparan algunas cosas, como por ejemplo, el encargo de los carteles y su posterior colocación por los comercios y calles de la ciudad. También se encargan los trofeos, que los realiza el artesano jaqués PEDRO LARRAZ. Este año consistían en un juego de billas a tamaño pequeño para poder jugar en casa.
          Recordamos que el fin de estos CAMPIONATOS de BILLAS, es de continuar una tradición que antaño hacían nuestros mayores el DOMINGO DE PASCUA.
          Cuando suenan las 11 de la mañana se inicia la inscripción (completamente gratuita), y por la megafonía aparte de nuestra música de ambiente, se va animando a la gente a que se apunten.
Superada ya la media hora, se da por terminada la inscripción, y se da paso al sorteo de las diferentes categorías (SIÑORS, MESACHES, CHICOTONS).
          Sobre las doce del mediodía, se para la música y el juego y muy respetuosamente vemos pasar la Procesión del CRISTO RESUCITADO.
          Este año no ha habido muchos participantes. Todavía hay gente  que solo mira, pregunta por las normas, les gusta, pero no se deciden a jugar. En total han sido 34 los jugadores que han participado: 14 en siñors, 2 en mesaches y 18 en chicotons.
          Una vez hecho el sorteo y la separación de categorías, dividimos cada categoría en grupos donde juegan a una partida todos contra todos, pasando de cada grupo los 2 mejores. Posteriormente se juegan los cuartos, las semifinales y por último la final.
          JAIME ANTONI fue el mejor en SIÑORS, seguido de MIGUEL ANGEL CALVO que fue segundo y PACO BETES que fue tercero. En la categoría de MESACHES se impuso DANIEL GARCIA seguido de MIGUEL ALBERTIN y en la categoría CHICOTONS el vencedor fue MARTIN LOPEZ por delante de LUCAS FRANCO y tercero MARIO NADAL.
          Ya terminado el CAMPIONATO se realizó la entrega de trofeos de manos del Presidente del Grupo CARLOS FRANCO.
          Como cada año la Plaza quedó recogida entre todos los miembros que allí estábamos, participantes y gente que estaba viéndonos, asegurando que al año que viene se animarían a participar.
          Solo queda dar las gracias a todos y enhorabuena a los campeones, esperando que al año que viene que será el XXX CAMPIONATO DE BILLAS, haya un mayor número de participantes (¡ánimo!).

Fdo. Paco
Amen Semper

miércoles, 25 de abril de 2012

La ORLA de 1995, la V


Si la pasada Orla, la de 1990, era la que reflejaba el menor número de miembros hasta el momento, en ésta, hay un crecimiento notable debido a dos factores, se produce el menor número de bajas (sólo 13 personas se han retirado) y nada menos que 42 personas se han incorporado, llegando a ser la orla con más componentes.
Estos últimos años se ha hecho un trabajo muy importante en los pueblos de la zona y así el Grupo se está convirtiendo en lo que de forma divertida e inocente llamaba un joven componente en una carta del 76 “Grupo Alto Aragón o de Los Pirineos”. Entran personas de Ansó, Embún, Berdún y Bailo entre otros, siendo este último el  mejor representado. Cuando nos pongamos al día con las “orlas”, será divertido trabajar otros aspectos de las personas que han pasado o están en el Grupo, como las parejas que se han formado, las relaciones familiares, hermanos, padres-hijos, procedencias y otras que se nos irán ocurriendo, seguro.
Hay que decir que esta orla la elaboró Elsa Fumanal Campo.
Para las personas con interés por la estadística o simplemente por las curiosidades, diremos que 17 personas repiten de 1990, 4 de 1985, otras 4 de 1980 y aún tenemos 7 de los fundadores.
Como siempre la relación va de la fila más alta a la más baja y dentro de cada una de izquierda a derecha.

Álvaro

Rafael Pérez Palacios
Fernando Estallo Garcés
Francisco Betés López
Arancha Marín Gavín
Luis Enrique Lope López
Julio Laín Ascaso
Marta Millán Lázaro
Javier Lagunilla Marín
Manuel Tomeo Turón
José Luis Sánchez Aso
Isabel Moreno Jordana
Santiago Calonge Pradillo
Charis Boucher
Eduardo Jaca Pérez
Carlos Franco Gil
Alicia Escuer Salcedo
Teby Pueyo Ibarbia
Tania Gil Sánchez
Máximo Lacasta Castán
Gema Gutiérrez Jarne
Azucena Gutiérrez Jarne
Ana Gutiérrez Jarne
José Javier Eíto Araguás
María Brun Anaya
Rafael Pérez Gracia
Mª Dolores Ara Arteaga
Joaquín Antoní Buesa
Pepa Millán Lázaro
Nieves Callau Cires
María Jesús Lafuente Guerrero
Carlos Jarne Vinacua
Fernando Jarne Vinacua
Susana Lacasta De Andrés
Vanessa Gargallo Marco
David Rodríguez Gutiérrez
Isabel Sánchez Cajal
Cristina Sánchez Cajal
Mónica Sánchez Cajal
José Ramón Salvador Gutiérrez
Belén Artero Gavín
Silvia Casasús Paúles
Marta Sánchez Bandrés
Teresa Tomás Orós
María Alonso Arroyo
María Pilar Viela Iralde
Nuria Romeo Girón
Alfredo Arias Valentín
Manuela Pérez Sánchez
Andrés Alegre Torralba
María Jesús Tallón Medrano
Francisco Malo Pérez
María Luisa Malo Diego
María José Malo Diego
Alberto Gil Fernández
Berta Hierro Jarne
Natalia Bergua Arán
David Betrán Pérez
Berta Sánchez Gil
Carlos Eíto Araguás
Oscar Tesa Jarne
Sebatián Langa Arranz
María Carmen Langa Arranz
Arantxa Iralde Jiménez
Enrique Lacasta Benedé
Jaime Gil Fernández
Natalia Jarne Pétriz
Inmaculada Lafita Ubieto
Guillermo Lafita Ubieto
Begoña Soteras Puente
Charo Alastuey Anaya
Eva Alastuey Anaya
José Alastuey Anaya
Juan Alonso Arroyo
Elsa Fumanal Campo

viernes, 20 de abril de 2012

"AUPA LA TUNA" - 2

ESTUDIANTINA JACETANA

Aunque el comienzo fue el 23 de diciembre, el verdadero bautismo de fuego fue en la Nochevieja del 75 que se les invitó a la inauguración del Aparthotel Candanchú en esta estación de esquí. Al parecer fue una noche memorable en muchos sentidos, en las invitaciones y sobre todo en la recaudación, pues debido a lo espléndidos que fueron los que allí estaban se recogió para pagar todos los trajes, según cuentan las fuentes.
Por lo visto se produjo una anécdota que quedaría en la memoria de todos y que ha llegado hasta este cronista. De todos es sabido que no hay tuno sin capa y capa sin cintas. Las correspondientes capas habían sido completadas con varios rosetones de cintas, muchas de ellas dedicadas por distintas fans de los susodichos tunos. Entre canción y canción resulta que un tuno tuvo que retirarse momentáneamente sin que se diera a ésto mayor importancia. Un par de canciones después, reaparece nuestro protagonista sin capa y con mucho misterio, discreción y hasta preocupación, va de un compañero a otro pidiendo unas tijeras. A pesar de la extraña petición, ante la insistencia y la actitud seria del solicitante por fin le consiguen una navaja y desaparece un tanto aliviado. Cuando por fin se reincorpora perfectamente ataviado, ya más relajado, acaba poniendo en común lo sucedido. Parece que a nuestro protagonista le dio “un apretón” y se retiró a evacuar pero con las prisas, parece que no recogió bien sus cintas y alguna de ellas quedó descontrolada. Lo demás ya se puede imaginar como también las risas que esto ocasionó en los compañeros el resto de la noche, que por cierto no fue corta.

La nevada que había caído en Candanchú, no fue óbice para, una vez calientes las voces y los cuerpos, se cumpliera igualmente bien con las clientelas del Hotel Edelweis y del Hotel Tobazo, acabando con sus recién-estrenados zapatos de charol bien mojados en la cafetería de la Escuela Militar de Montaña para tomar un desayuno que volviera a templar los cuerpos que la nieve había ido enfriando. No sé si por las brumas de la noche o lo distante de las fechas, no está totalmente claro para mi informador quién los bajó, ni la hora a la que llegaron a Jaca. Eso sí, parece que la luna se había retirado a su hora y las farolas ya estaban apagadas, renunciando al intento de llevar la contabilidad antes de disgregarse, dejándolo por la confianza y sobre todo por el cansancio, para después de un merecido descanso en ese primer día del año.

Se fue saliendo sobre todo en vísperas de fiesta y fines de semana cuando se sumaba el que hubiera un número suficiente, ganas de marcha y no coicidir con otras obligaciones.

Sus intervenciones aunque no eran actuaciones en sentido estricto, fueron creciendo conforme fue siendo conocida, y así fue invitada a amenizar alguna tarde del Camping Pirineos (de Santa Cilia de Jaca) y alguna fiesta familiar o bodas que se celebraron en Jaca o alrededores.

Una Tuna que se precie no está completa si no tiene su MADRINA y la ESTUDIANTINA JACETANA no podía ser menos. La elección recayó en Marian Echeto Piedrafita, guapa jacetana que había sido Reina de una de las ediciones de las Fiestas de Jaca. Al parecer, este nombramiento fue correspondido con una buena invitación por parte de la familia Echeto en la bodega que la familia tiene en la casa de la Plaza de la Catedral.

Como nuestra relación con Las Landas fue profusa, es muy fácil que en alguna de las excursiones que hicimos al margen de las actuaciones, se fuera con los trajes de tuna y les viera Monsieur Lassabe, por lo que en el verano del 76 este señor habría de organizar varias actuaciones en Habbas y en la zona Seignosse para el Grupo Folklórico “Alto Aragón” y pidió para algunos espectáculos que se combinara el Grupo y la Tuna como así se hizo en agosto de 1976.

            En 1978 el Grupo fue invitado a participar en el Festival de Confolens (Charente Maritime) y en 1979 aprovechando los contactos-amistades del año anterior y que no había actuaciones esos días, se fue la Estudiantina Jacetana a hacer su particular campaña a aquel festival. Se tenía permiso para dormir en las instalaciones en que estaban los otros grupos. No se actuó en el escenario y normalmente se iba por libre haciendo ambiente por terrazas y bares, pero como coincidió que a una artista andaluza le falló el grupo de músicos, nos invitaron a acompañarla en uno de los desfiles que se organizaban a media tarde antes del espectáculo, seguramente con fines propagandísticos. Acabado el festival, bajaríamos en los coches particulares que se habían usado para llegar pues esa tarde teníamos actuación en una localidad del País Vasco francés, que los nacionalistas vascos llaman Zuberoa.

          Pero como en el libro “La Historia Interminable” de Michael Ende, esta es otra historia que deberá ser contada en otro lugar.

Álvaro

"AUPA LA TUNA" - 1

A lo largo de la historia del Grupo algunos componentes se han agrupado para probar nuevas experiencias musicales que iremos describiendo conforme repasemos el discurrir de los años.

La primera formación que se organizó como un ente separado del Grupo y que llegaría a participar en espectáculos del mismo como una sección diferenciada, fue LA TUNA

En los años 60 y bajo el patrocinio de las Escuelas Pías de Jaca hubo una tuna que dirigía el Padre Agustín, sacerdote escolapio que iría a hacer buena parte de su labor docente a Puerto Rico. En esta fase recuerdo algunos apellidos como Chavarría que tocaba el acordeón y ha dedicado toda su vida a la música y otro hermano el laúd, dos hermanos Viscasillas bandurrias, Buesa, Lacasta, Benedé, Espejo, Lacasa que luego participaría en la de Santiago de Compostela. Dato curioso es que también estuvo en esta tuna Máximo Lacasta, que con el tiempo habría de incorporarse a la rondalla del Grupo.

Solapándose en el tiempo, el Padre Ángel Alegre formó un coro que solía cantar en las misas que los domingos se celebraban en el colegio de la calle Mayor y que eran obligatorias para todos los alumnos. La tuna y el coro actuaban conjuntamente en pueblos de la zona. El padre Alegre me había puesto en el coro y recuerdo haber ido a cantar a Borau, Torla, el primer Día de la Comarca que se celebró en Villanúa, a Isaba en el Roncal, a Huesca dos días, (pernoctamos en el Orfanato Provincial) y a Logroño, que nos quedamos en el colegio que los Escolapios tienen en esa localidad.

La situación evolucionó, los niños se hicieron jóvenes y fueron abanonando el colegio y la tuna fue diluyéndose, quedando su recuerdo en aquella sala de instrumentos anexa a La Tercera (se asistía a esta clase con 9 años y era la anterior al curso en que se preparaba “El Ingreso” de bachiller"). Recuerdo que quedaron un tanto desangelados, un banjo (que yo no había visto tocar), un violín con su arco algo despelunchado, alguna bandurria, una caja con sus baquetas y un par de panderetas.

Se fue formando la Rondalla Calasancia y la Tuna de Escolapios pasó a la historia.
Como ya hemos dicho en otra entrada de este blog, el Grupo tuvo su periodo de gestación y nació oficialmente a finales de noviembre de 1975. Cuando esto sucedió ya había algunos que llevaban todo el verano del 75 haciendo sus gestiones, idas y venidas para poner en marcha la “ESTUDIANTINA JACETANA”.

No todos los componentes eran estudiantes, pero no estaban tan lejos de haberlo sido. Para compensar, Quique Lope aportaba su fresca experiencia por estar formando parte de la Tuna de la Universidad Laboral de Tarragona, donde estaba formándose. Por otra parte como ya comentamos, antes de ser Grupo, nos había tocado “rellenar” alguna actuación en Francia con canciones de tuna, por lo que el repertorio era algo que se tenía casi de forma natural. Los trajes de tuno se confeccionaron en el taller de Dorita Sanagustín y parece que costaron algo menos de 5.000 pts. (30 €).  Sólo faltaba lanzarse y así lo hicieron repartiendo unas octavillas en la segunda quincena de diciembre del 75 con el siguiente contenido:

¡AUPA LA TUNA!
¿Cómo que la tuna?
¿cómo que una, cómo que dos, cómo que tres?
¿cómo que cuántos pues?
¿cómo que sale el veintitrés?
¿Cómo que la abuela fuma?
¡todos a una! ¡AUPA LA TUNA!
Nuestro primer pasacalles día 23
Estudiantina Jacetana

Hubo un primer bloque de componentes que salió ese 23 de diciembre de 1975. Con el tiempo se daría entrada a nuevos miembros e incluso puntualmente actuó algún otro sin ser de la tuna, como fue mi caso en Confolens-1979.

Javier Angel-Alverola Aspíroz
Francisco José Arbués Visús
Santiago Calonge Pradillo
Guzmán Fernández Barrio
José Ángel González Escartín
Julio Laín Ascaso
Enrique Lope López
Enrique Muñóz Burillo
Juan Antonio Muñóz Lacasta
Rafael Pérez Palacios
Enrique Tello Rabal
José Manuel Sabás Vivas
Pedro Sanvicente Tomás
Pepe Sanz Alvarez

Posteriormente se incorporaron

Francisco Betés López
Javier Ferrer Bailo
Carmelo Solchaga Garnica


Álvaro

miércoles, 18 de abril de 2012

Apuntes sobre Jota Cantada - XXV Aniversario - págs. 20 y 21




APUNTES SOBRE LA JOTA CANTADA
(Prosa y Rapsodia)

Por Luis E. Lope López

Aunque las coplas de Jota son de cuatro versos, con las pocas excepciones que hay de cinco o de seis, siempre en el canto son siete versos seguidos los que se oyen, lo mismo con música que sin ella. Para esto, la canción de Jota tiene tres partes que pueden llamarse ENTRADA, COPLA Y VUELTA. La entrada es el segundo verso de la copla, con el mismo tono que tiene en ella en su correspondiente lugar; la copla son los cuatro versos que la componen, y la vuelta es la repetición del cuarto y del primero, pero con el tono del tercero y del cuarto respectivamente, a no ser que lo tengan especial.
Ejemplo:
Entrada: Como tienes fantasía;
Copla:    Si tuvieras olivares
   Como tienes fantasía,
   Los molinos del aceite
   Por tu cuenta correrían.
Vuelta:   Por tu cuenta correrían
   Si tuvieras olivares

Hay quien hace la vuelta repitiendo los versos tercero y cuarto en su propio estilo; pero es más general y más castizo el repetir el cuarto y terminar con el primero.
Las coplas de jota de cinco versos no es necesario que sean quintillas perfectas sino que es suficiente que el quinto verso sea por lo menos asonante con el tercero, además de serlo entre sí el segundo con el cuarto, como en las cuartetas. En alguna de estas canciones de cinco versos se ve que el qufnto verso es postizo, y que se pueden cantar como de cuatro sin que quede incompleta la idea. Para cantar las coplas de cinco versos, se sigue el mismo método que en las de cuatro, con la única diferencia de concluir la canción con el quinto, después de repetir el cuarto.

Ejemplo:
Entrada:  No pararía hasta el suelo;
Copla:·   A la mar me arrojaría,
   no pararía hasta el suelo,
   y una piedra cogería.
   En ella haría un letrero.
Vuelta:   En ella haría un letrero.
   Que jamás olvidaría.

En las de seis versos, que son muy raras, no hay vuelta, sino que se cantan los dos últimos como si la hubiera.
Generalmente, los compositores de música para jotas se atienen bien a esta norma; pero la ignoran o la olvidan algunos cantadores, y a veces se oye truncada alguna vez la canción, como a medio vestir.
El estribillo (que es muy clásico en la jota) pocas veces se canta suelto, sino inmediatamente después de la canción, sobre todo en el baile, que es donde tiene su lugar adecuado para amenizar las fiestas y marcar el compás a los bailadores inexpertos. El estribillo no tiene entrada, pero tiene vuelta como la canción, y se practica repitiendo bis el cuarto verso y volviendo al primero y segundo. Para que la medida del cuarto, repetido la primera vez, dé la que corresponde, que son de siete sílabas, se le añaden so, que suelen ser las palabras “niña” o “madre” según el sentido de la copla, y de este modo se forma otra completa, viniendo a ser ocho versos los que cantan, alternos de siete y de cinco sílabas.

Ejemplo:
Dame un poquito de agua,
Fresca o caliente
No por la sed que tengo,
Sino por verte.
Sino por verte, niña,
Sino por verte.
Dame un poquito de agua
Fresca o caliente.

Otro modelo:
Los que van al rosario
no tienen frío,
que la Virgen María
les da su abrigo.
Les da su abrigo, madre,
Les da su abrigo
Los que van·al Rosario
No tienen frío.

Hay cantadores de buen gusto que saben sacar del fondo del mismo estribillo la palabra de dos sílabas o de tres (si hay sinalefa) para agregarla al primer verso de la repetición.

Por ejemplo:
Las estrellas del cielo
Son ciento doce,
Con las dos de tu cara
Ciento catorce.
Ciento catorce estrellas,
Ciento catorce,
Las estrellas del cielo
Son ciento doce.

Otras coplitas hay que, sin tener la métrica de los estribillos, se adaptan también al aire de Jota después de la canción. Vayan de muestra dos de versos de seis sílabas y una de heptasílabos.

Como se menea
la anguila en el pozo,
así se menea
tu cuerpo gracioso.

Mariquita, hila:
tengo un dedo malo:
Mariquita, baila:
ya se me ha curado.

A la Habana me voy,
te lo vengo a decir,
que me han hecho sargento
de la Guardia Civil.




FOLKLORE... y mucho más - XXV Aniversario - pág. 19



Grupo Folklórico “Alto Aragón”
Folklore... y mucho mas.

Por Julio Laín

Un día cualquiera, en un mundo cualquiera, como tantos, amanecimos a la vida. Formamos un “grupo” único y muy especial. Un grupo de personas que con el tiempo ideamos un tipo de comportamiento y fórmulas de trabajo innovadoras en el entonces y, quizás ahora, mal entendido mundo del folklore.
No sé si nos dábamos cuenta de la aceleración que producíamos, tanto hacia fuera como hacia dentro.
Hacia fuera, creamos una nueva forma de entender y vivir el folklore; una nueva forma de mostrar lo nuestro: natural, sobria, sin artificios; con el fin de despertar en los pueblos y sus gentes el gusanillo de conocer la riqueza de nuestra tierra, nuestros bailes, músicas, ropajes e instrumentos.
Hacia dentro, creamos una nueva forma de vida de grupo, democrática, sin autoritarismos, donde cada cual decía lo que pensaba y ... ¡qué discusiones! Horas y horas de hablar: ensayos, secretaría, echando vinos... , y los viajes ¡los viajes largos!, buena escuela de aprendizaje sobre la convivencia, el compañerismo, la responsabilidad, las bromas. Aprendimos a trabajar en equipo, a divertirnos juntos, a cabrearnos y descabrearnos, a querernos y querer lo nuestro.
Ahora, después de veinticinco años, creo que ha merecido la pena y, sólo deseo que ese espíritu de “grupo” que se manifestó en una escalinata cualquiera de Oviedo, dure y crezca con los años.
Un beso a todos.

Por Julio Laín

ME MARCÓ - XXV Aniversario - pág. 18



Por José Ramón Salvador Gutiérrez

Tenía 18 años recién cumplidos y ya era Presidente del Grupo Folklórico "Alto Aragón" de Jaca. Todos los que formábamos aquella junta directiva éramos muy jóvenes y teníamos unas ganas inmensas por trabajar por el Grupo y demostrar que, pese a nuestra juventud, podíamos mantener el Grupo en lo más alto. Gente como David, Silvia, Isabel, Belén, etc ..., formábamos una junta muy joven y pensábamos que sería fácil, que los veteranos nos ayudarían. Pero no fue así. Corrían tiempos difíciles, el cambio generacional que se había producido fue negativo. Era triste llegar el vienes a ensayar y ver a muy poca gente, poca rondalla (había días que sólo estaba Rafa Pérez con su bandurria), pocas chicas de baile (Paco Betés hacía verdaderos rompecabezas para programar una actuación), pero lo más triste de todo era ver que eso era muy difícil arreglarlo, ya que la gente de la Escuela no llegaba y la rondalla no aumentaba. Esta situación era demasiado para nosotros, chicos y chicas sin experiencia en la dirección de todo un grupo como el “Alto Aragón”
Fue un período relativamente corto en la historia de nuestro Grupo, escasamente dos años, pero me marcó demasiado. Tanto que opté por apartarme del Grupo que tanto quería y que tanto había influido en mi formación. Fue muy duro, pero sinceramente creo que fue lo mejor para mí y, sobre todo para el Grupo.
Desde entonces ha ido para arriba y esto no tiene techo. Cada vez que recuerdo aquella actuación en el Pabellón para los Festivales de 1991, me dan ganas de reír. Estaba sentado entre el público viendo la actuación y lloré. Lloré de emoción, de rabia y los que me conocen saben que llorar es muy difícil para mí.
Bueno, pero esta fiesta no es para recordar los malos momentos, sino los buenos, las anécdotas y vivencias de un grupo de amigos que hace 25 años fundaron algo que no ha parado de crecer. Y el domingo 30 lo celebraremos todos juntos. Los que estuvieron y los que están. Al fin y al cabo los que llevan al Grupo Folklórico “Alto Aragón” en el corazón, que no son pocos. Un saludo para todos, a los que ya conozco y a los que espero conocer este día para seguir haciendo todos juntos algo histórico, algo como el “Alto Aragón”.Con el deseo de volver a juntarnos para celebrar el 50ª Aniversario, el de Oro, felicidad y mucho folk1ore para todos.

MI GRUPO - XXV Aniversario - págs. 15, 16 y 17



“El Grupo”… “mi grupo”
La práctica totalidad de mi adolescencia y juventud giró en torno al grupo folklórico “Alto Aragón”. En realidad también parte de mi infancia pues mi relación con la bandurria comenzó en los últimos años de la tuna del Padre Agustín en el colegio de Escolapios.
Dicha tuna dio pie, ya con el llorado Sr. Barrón, a la parte musical de la correspondiente agrupación folklórica jacetana cuya parte de baile -dirigida entonces por la señorita Nieves- correspondió, como no, a la Sección Femenina. Juntos -pero todavía no revueltos- empezamos
a realizar actuaciones y viajes, hasta que en uno de ellos -hace ahora 25 años- en Oviedo, nuestros ímpetus juveniles y contestatarios nos llevaron a plantearnos la posibilidad de iniciar la andadura artística solos como un grupo folklórico de verdad.
          Cierto es que nuestra propuesta fue bien recibida por los responsables de entonces y todos -unos con mejor y otros con peor gana- nos ayudaron a despegar. La gestión del grupo pasó a depender directamente de nosotros, es decir, de unos jóvenes jacetanos y jacetanas que comenzaban así una andadura artística, cultural y vital que con la perspectiva del tiempo transcurrido pue calificarse de apasionante, eficaz, valiosa y que incluso pudiera servir como referencia para muchas ini ciativas juveniles actuales.
A partir de entonces los recuerdos se agolpan en mi cabeza, pues mi dedicación hacia lIel grupo" fue total durante muchos años. Recuerdo nuestra visita al Sr. Alcalde, D. Armando Abadía, para que fuera el primero en firmar en nuestro libro de oro, cosa que hizo tras reprocharnos el nombre elegido “Alto Aragón" de Jaca, dado que la ciudad aparecía en un plano secundario.
Cada actuación era una prueba de fuego, cada aplauso una profunda satisfacción y cuando al final de algunas de ellas alguien se acercaba interesándose por nuestro grupo y proponiendo posibles actuaciones futuras, los corazones y los nervios estallaban de felicidad.
Cómo no recordar la primera actuación en Francia, concretamente en Saint Jean-Pied de Port, cuando a la hora de ir a cobrar y muertos de vergüenza por aquello de pedir dinero por actuar, el precio les pareció tan poco que nos dieron el doble de propina. O la aparición y la enorme repercusión de Mr. Lassabe, que nos enseñó a planificar el espectáculo folklórico además de convertirse en una especie de manager francés. O la emoción y el nerviosismo al descubrir a J. A. Labordeta entre los espectadores de una actuación en Villanúa a la que respondió con un artículo de prensa en el que nos echaba muchos piropos. a las grabaciones y presentaciones de los discos, o la primera vez que bailamos el dance de Santa Orosia ... y tantas cosas ... recuerdos ... lugares ... gentes ...
Los veranos eran extraordinarios. Yo mismo me asombro al recordar que ensayábamos todos los días ... en el patio de Escolapios. Y se sucedían viajes, cada uno una aventura personal, de relaciones y artística. Y lo que empezó siendo un desplazamiento aislado se convirtió en pequeñas giras en las que el autobús se convertía en tu casa cuando aún viajar en autobús –sin . videos y casi sin música-, era una invitación a la tertulía, la broma, las canciones ... Y no había problema en .atravesar media Europa para llegar a Copenhague. Y las famosas "recenas" y ... otra vez tantas cosas ... tantos recuerdos ...
Y lo que empezó en el ámbito cercano se extendió a Puerto Rico, Marruecos, New York, Francia, Inglaterra, Dinamarca ... y ahora sigue por Bélgica, China, Japón ... aunque afortunadamente también los seguimos viendo y disfrutando en las fiestas de nuestros pequeños pueblos.
Y la gente que empezamos por aquel entonces fuimos creciendo y luego decreciendo. Unos tuvieron que marchar, otros nos quedamos pero abandonamos el grupo cuando las circunstancias personales empezaron a hacerse incompatibles. Muchos matrimonios actuales salieron de aquellas parejas y hoy son muchos los niños y niñas que siguen la tradición familiar y ensayan cada fin de semana junto con sus padres. ¿No es una maravilla?: ¿Quién lo iba a decir aquel día en que votamos nuestra "independencia"?
Cuando veo actuar a "mili grupo actualmente, apenas conozco a nadie. Ha habido un cambio grande, un rejuvenecimiento importante y eso es bueno. Pero me emociono cuando veo todavía allí a algunos de mi "quinta”… de los fundadores, a los que me gustaría nombrar personalmente a modo de íntimo homenaje pero no me atrevo pues temo olvidar a alguno aunque quisiera que al menos Rafa y Fernando figuran como representantes de todos ellos.
En fin, la cabeza se me va otra vez en recuerdos y emociones y no me creo capaz de poder transmitir mis sentimientos a los pacientes lectores de esta revista conmemorativa.
Muchos y variados son los aspectos por los que el grupo folklórico “Alto Aragón” merece reconocimiento. En el plano cultural quisiera destacar algunos detalles a los que concedo una gran importancia y simbolismo: fuimos los primeros en cerrar escotes y bajar faldas, en incluir el folklore de los valles pirenaicos en un espectáculo de “jotas” , en montar un espectáculo coreografiado sin interrupción de más de dos horas mostrando el amplio abanico de folklore aragonés con variedad de vestuarios, melodías, instrumentos, danzas y palotiaus. Fuimos los primeros en incluir gaitas, chiflos y contrabajos (esto último porque tuvimos la gran suerte y el gran honor de contar con Máximo). Por estas razones, entre otras muchas, este grupo se ha convertido en referencia obligada del folklore aragonés.
Sin embargo hay otras cuestiones a las que personalmente concedo la mayor importancia y que quisiera resaltar. En primer lugar la constatación de cómo una iniciativa juvenil, debidamente apoyada en sus comienzos, puede cuajar en un proyecto autónomo de futuro. En segundo lugar, decir que el Grupo Folklórico"Alto Aragón" supuso para todos nosotros una forma de ocupar nuestro tiempo libre y de encauzar nuestros intereses durante muchos años, incluidas algunas personas para las que me atrevo a decir que este grupo fue su salvación, como lo sería en la actualidad para mucha gente joven iniciativas de este tipo. En tercer lugar, reconocer que tras esa banda de "artistas" había sobre todo un grupo de amigos y amigas que crecieron juntos y que durante mucho tiempo ensayaron, “tomaron vinos” y fueron de marcha juntos, que descubrieron el mundo, sus gentes y sus culturas juntos, que rieron y lloraron juntos, que se enfadaron y reconciliaron, que aprendieron a vivir y decidir democráticamente, que se quisieron y se amaron ... Yo fui uno de ellos y la perspectiva del tiempo me obliga a reconocer la importancia de este grupo en mi desarrollo personal y en el de todos los que allí participábamos. Y por eso le estoy tan agradecido. Y por eso el Grupo Folklórico "Alto Aragón”, “EL GRUPO” ... será siempre "mi grupo".
¡FELICiDADES A TODOS Y MUCHOS AÑOS …!
Quique Muñóz

martes, 17 de abril de 2012

Una bonita experiencia - XXV Aniversario - pág. 14





RECUERDOS DE UNA BONITA EXPERIENCIA

Desde el Mar Menor, y con la perspectiva que da la distancia en el espacio y en el tiempo, me pregunto qué ha sido el Grupo “Alto Aragón”ll para mí y para otras personas.
Desde fuera es un grupo folklórico valorado por su dedicación a investigar, recopilar y transmitir el folklore y costumbres, fundamentalmente del Alto Aragón, y por su puesta en escena, que manteniendo en lo posible el rigor en trajes, estilos e instrumentos, resulta atractiva, amena y colorista.
Desde dentro tenemos que reconocer que ha hecho falta mucha ilusión y muchas ganas de trabajar para haber iniciado la andadura como “Asociación Juvenil”  y haber conseguido mantenerse durante 25 años al pie del cañón como un Grupo Folklórico conocido y respetado, dentro y fuera de Aragón, y con una amplia proyección.
No sé si los que fuimos miembros fundadores del “ grupo" con nuestro primer presidente José Ángel podíamos imaginar que esa aventura iba a durar tanto tiempo e iba a dar estos resultados. Personalmente, y creo que otros compañeros sentirán lo mismo, ha ocupado una parcela muy importante de mi vida durante mucho tiempo; que llegó a acaparar buena parte de mi tiempo libre y de ocio; que me exigía trabajo, "sudores” y dedicación; y que hacía gustosamente porque tenía sus compensaciones: hacía algo que me gustaba, me relacionaba con amigos que compartían intereses y aficiones, hacía viajes que me permitían conocer nuevos lugares, gentes y costumbres, convivir y compartir muchas experiencias con mis compañeros ... , y por si esto fuera poco, conocer y comenzar la relación con Carlos, mi marido y padre de mis hijos, siendo nosotros una de las varias parejas que se han formado dentro del Grupo.
De los viajes y actuaciones, me gustaría nombrar dos que en su momento fueron muy importantes para nosotros y se dio la coincidencia de que yo era entonces la presidenta del Grupo:
- El viaje a Nueva York, en octubre de 1983, y para participar en la Semana de la Hispanidad. Por supuesto, conservo la fotografía que Máximo se hizo con su nuevo contrabajo, después de reponerse del disgusto que le supuso el destrozo del que había cruzado con él el charco.
El viaje a Marruecos en abril de 1984, en compañía como en el viaje anterior de Labordeta y su grupo.
Me gustaría nombrar a una persona que nos ayudó mucho en los primeros años y nos llevó de la mano para traspasar la frontera de los Pirineos con ambición y pisando fuerte, estoy hablando de M. Lassabe; desde el primer momento confió en nosotros y en lo que como grupo podíamos dar, nos dio orientaciones y consejos para subir a un escenario mostrando nuestro folklore de la mejor forma posible; disfrutó con nosotros cuando triunfábamos en los lugares y Festivales a los que nos "llevaba" y sigue haciéndolo cuando, fiel a su cita, ve al grupo en cada Festival de los Pirineos.
En el camino muchas personas que nos han apoyado, empezando por nuestras familias, que han sido FANS con mayúscula, nuestros amigos, ...
Para terminar me gustaría decir que ha sido para mí una experiencia muy gratificante y un orgullo haber pertenecido al Grupo Folklórico “Alto Aragón" y que deseo a los actuales componentes los mejores éxitos.

¡Feliz aniversario!                       


Por  Mª Angeles Rubio Biscós

RECUERDO - XXV Aniversario - pág. 13


¡RECUERDO!

Bajar desde los valles pirenaicos hasta el llano, ha sido a lo largo de los siglos pasados identidad trashumante. Cuando las gentes de hoy en día, bajan al valle del Ebro, todo hace pensar que la modernidad, les lleva camino de la gran urbe regional.
Zaragoza, se ha convertido en punto de referencia para cualquier ciudadano aragonés, que quiera exponer a modo de escaparate, el producto de su quehacer diario.
Recuerdo, con nostalgia pero con todo cariño, el desarrollo de las MUESTRAS DE FOLCLORE ARAGONÉS, que a principios de los años ochenta, se celebraron en un marco por aquel entonces majestuoso, el campo de fútbol de La Romareda, habilitado para el caso en plenas Fiestas del Pilar.
Recuerdo, las sensaciones vividás por todo el “grupo”, camino del escenario, “inmenso”, plagado de focos deslumbrantes, que en un principio no nos permitieron apreciar la dimensión del numeroso público concentrado en las gradas del- Estadio (más de doce mil espectadores).
Recuerdo, como tras nuestra primera interpretación el aplauso nos sobrecogió, nos sorprendió, pero al tiempo nos obligó a sobreponernos a la impresión y a poner lo mejor de nosotros para no decepcionar a un público ávido de cultura popular, de descubrir el sonido de los Pirineos, desconocido y sorprendente para muchos en esos tiempos.
Recuerdo, como el son de las jotas de Ansó, de Echo, la albada de Embún, los dances … en suma, el sonido de los valles altos, había cautivado a las gentes de la Capital. Se nos salía el corazón, repasábamos nuestro paso por Inglaterra, Francia, Dinamarca, Puerto Rico, Estados Unidos, Marruecos ... , pero nada se podía comparar al sentimiento que los aragoneses expresaban al presenciar nuestro paso por el escenario de La Romareda: “cómo sentimos en esta ocasión nuestra música, los dances, las jotas, nuestro atuendo pirenaico", en suma la cultura popular, salida desde la gente del pueblo, que ha sabido guardar sus raíces para aportarlas en beneficio de la historia de esta tierra que se llama Aragón.
Recuerdo, como sentimos la satisfacción que produce el deber cumplido, con creces. Habíamos llegado para mostrar el trabajo callado de muchas tardes de invierno, pueblo a pueblo, ensayo a ensayo, habíamos llegado para mostrar lo mejor de nosotros mismos, y habíamos cumplido con las expectativas que los organizadores tenían previsto, por eso nuestro corazón latía con preocupante aceleración.
Recuerdo, el final feliz de todo un colectivo de amigos que vistiendo los ropajes de nuestros antepasados, habíamos iniciado con fuerza el reconocimiento por la tradición popular de nuestros pueblos, por sus hábitos, sus vestimentas, sus gustos, su música, sus reminiscencias, en suma, por su identidad.
Recuerdo, el abrazo emocionado de Plácido Serrano, (alma mater de las Jornadas), que al bajar del escenario me dijo: “¡impresionante!, hoy hemos conocido y gozado con el Alto Aragón", Por eso habíamos aceptado la invitación, por ese motivo, el dar a conocer la base cultural de las tierras altas y sus raíces populares.
Hoy recuerdo, esta y muchas tardes de escenario por el mundo entero, y os animo a los que perduráis, y a los que con vuestra llegada hacéis posible que siga ardiendo la llama de nuestra “antorcha", una llama que dura ya veinticinco años y que Dios quiera que se mantenga viva por muchos años.
Con mi admiración y cariño.
Por Javier Ferrer

AGRADECIMIENTO - XXV Aniversario - pág. 12




AGRADECIDO

Al empezar a escribir estas líneas, vienen a mi mente recuerdos de personas, imágenes y sensaciones, que han dejado de una manera muy especial su marca en mí.
Recuerdo al Sr. Barrón, persona afable con todo el mundo, gran profesional de la música que con su dedicación hizo posible que partiésemos con una rondalla consolidada, a Mr. Lassabe entusiasta del folklore aragonés, quien nos orientó de manera eficaz y nos abrió las puertas del C.I.O.F.F., como no a José Ángel González Escartín, primer presidente del Grupo y motor fundamental en su inicio, a la ayuda desinteresada de los Padres Escolapios, los viajes a Las Landas (posiblemente una buena ocasión para haber desarrollado un trabajo sobre las relaciones humanas, durante un largo periodo de tiempo en un pequeño espacio habitable), las eternas y aleccionadoras reuniones, los duros y tenaces ensayos, los divertidos "Días del Grupo”, los viajes del “gabinete de investigación" por los pueblos de los alrededores, la tuna ... , en fin, muchas personas y recuerdos que no puedo enumerar por el reducido espacio, pero que me han dejado una profunda huella.
Y por eso tengo que dar GRACIAS con mayúsculas al G.F.A.A. Gracias por permitirme relacionar con personas tan estupendas que han pasado por el GRUPO, con las que sigo teniendo amistad y con muchas de las cuales mantengo una relación extraordinaria.
Gracias por haberme enseñado a amar, respetar y difundir nuestro folklore.
Gracias por dejarme participar en actuaciones inolvidables y cargadas de emoción, que compensaron sobradamente las tensiones lógicas que hay en toda relación y más cuando se acepta una responsabilidad.
GRACIAS por ser el amigo común de la que hoy es mi mujer TERE y que hizo posible el que nos conociéramos.
En fin ... GRACIAS a los “veteranos" que habéis sabido compaginar vuestra vida particular con el Grupo y lo habéis mantenido y orientado en tiempos difíciles, vuestra labor es elogiable. Junto con la gente que compone hoy día el Grupo, seguís haciéndome partícipe de vuestra actuaciones y actividades y siempre está presente en mí, la “Marca de Calidad” del Grupo Folklórico “Alto Aragón”.
Fui un componente del G.F.A.A. al que, como un componente más, entregué todo mi tiempo libre, la recompensa ha sido extraordinaria. GRACIAS.

Por Guzmán Fernández Barrio