jueves, 20 de diciembre de 2012

TAIWAN, EL VIAJE


En otra entrada de este blog de fecha 27 de Febrero de 2012, explicaba un poco las peripecias acaecidas para obtener 30.000 €, que es lo que costaba el viaje a Taiwan, que nuestro Grupo, el Grupo Folklórico Alto Aragón de Jaca, efectuó del 25 de Febrero de 1999 hasta el 9 de Marzo de ese mismo año.
Pero empecemos por el principio; la preparación de este viaje como todos viene de fechas atrás, varios días calculando cuantos baúles, maletas, instrumentos, en fin, cuánto de todo para no pasarnos de los kilogramos que nos había autorizado la compañía aérea para llevar al viaje. Al final son 5 baúles con todos los trajes, 2 más con los instrumentos con un total de 400 kilos y además otros 500 kilos de las maletas individuales de cada componente, total casi una tonelada sin contar las personas claro. En esta ocasión nos desplazamos 29 componentes. Justo la cantidad que figuraba en la invitación del Festival, 14 hombres y 15 mujeres.
Salíamos de Jaca a la 1,30 de la mañana, rumbo al aeropuerto de Barajas en Madrid el día 25 de Febrero. Lo que ya sabíamos pero no podíamos ni imaginar era lo que nos esperaba, un viaje largo, muy largo. De Madrid a Amsterdam, de Amsterdam a Hong Kong y de Hong Kong a Taipei, capital de Taiwan y todo esto en más de 30 interminables horas en aviones y aeropuertos.
 
Después de llegar a Taipei aún quedan unos cuantos kilómetros, casi 500 hasta Ping-Tung que es la ciudad que nos ha invitado a su festival. El aeropuerto, pues como todos moderno, funcional limpio etc. de momento cargamos los "bártulos", todos menos uno, la maleta de Fernando que anduvo de país en país durante 4 días hasta que apareció procedente de Rusia. Partimos en un autobús más bien viejo y con poco maletero, parecía el camarote de los hermanos Marx. Comienza el camino hacia Ping Tung por una autopista de varios carriles, pero con intersecciones cada dos por tres, ciudades o pueblos que no sabes cuándo empiezan o terminan, pues una ciudad linda con la otra y todo está ocupado por casas, campos, huertos y gente, mucha, mucha gente por todas partes. La sensación inicial de pobreza a lo largo del camino, se va calmando conforme entramos en ciudades más grandes y sobre todo en Ping-Tung que es nuestro destino final.
Habiendo hecho tan sólo una parada en el camino, llegamo a Ping Tung para alojamos en el "First Hotel". Si traducimos el nombre del Hotel lo dice todo "Primer Hotel", un poco antiguo pero con todas las comodidades, aire acondicionado, frigorífico y baño completo en todas las habitaciones y un muy esmerado servicio de lavandería que usamos mucho. Desde aquí todos los días nos dirigíamos a una ciudad o pueblo para participar en diversos festivales y actuaciones que más adelante detallaré.
Ese mismo viernes, fuimos invitados a una cena con el alcalde de la ciudad, donde nos encontramos con el resto de grupos del festival, Japón, Tíbet, Tailandia, India, Israel, Rusia, Francia, Grecia y Estados Unidos, este último con un grupo de indios Apaches auténticos. También estaban representando Taiwan con varios grupos.
El desfile inaugural fue al día siguiente sábado por las calles de Ping-Tung, sin lugar a dudas el desfile folclórico más largo y con más cantidad de espectadores que jamás habíamos visto. La propia organización nos comunicó que a lo largo del desfile había más de 200.000 personas y la verdad que seguro que tenían razón. Con los trajes de Hecho y Ansó, con los paloteaos y con el resto de bailes, causamos una gran expectación a lo largo de todo el desfile, y al finalizar el mismo, una actuación de unos 40 minutos en un escenario situado en un cruce de calles, que sin exagerar había concentrados en ese punto más de 50.000 personas.
El domingo día 28 fuimos invitados a un seminario de danza, en la Escuela de Artes Escénicas de Ping-Tung junto con el resto de grupos. Participamos unos 30 minutos con danzas del Sobrarbe, que como siempre triunfan y son más fáciles de aprender que cualquier otra jota bailada, donde comimos por primera vez una fruta llamada "Lien-ju", con Carlos nos trajimos semillas para plantar "Lienjueleros" en Jaca, a ver si salen algún día. Yo particularmente creo que nos "confinaron" en ese teatro de la Escuela de Artes para tenernos un poco controlados, ya que según nos comentaron al día siguiente, había convocada una manifestación en contra del Gobierno para ese día y lo mejor para ellos era, que todos los grupos estuviéramos controlados.
Al día siguiente fuimos a la ciudad de Tung-Kang. Delante de un impresionante templo chino, cuyas paredes estaban cubiertas de pan de oro, según ellos, y acompañados por el grupo de Israel, actuamos con un espectáculo de más de 45 minutos, causando de nuevo perplejidad con los trajes, bailes y paloteaos. El acto fue presidido por sus primeras autoridades locales y regionales.
Los dos días siguientes no teníamos actuaciones, cosa que nos sorprendió y los dedicamos a hacer turismo por la isla. Visitamos una reserva, el Parque Natural de Kengting y el día 3 el Parque Cultural Aborigen, los dos en plena naturaleza.
Fang Liao Hsiang es la ciudad en la que el día 4 actuamos con un espectáculo compartido con el grupo de auténticos Indios de Arizona (EE.UU). En esta ciudad, situada en la costa, tuvimos el gusto de participar en una comida a base de marisco (después de las exóticas comidas de otros días) y otros "bichitos", todo ello regado con un licor tipo orujo. Las botellas parecía que tenían ruedas, dada la circunstancia que no teníamos que conducir, ni había actuación hasta el día siguiente y sobre todo por hacer aprecio.
El resto de actuaciones del 5 y 6 de Marzo fueron en Ping-Tung, el 5 en una Galería de Arte, con el grupo de India. Luego nos dijeron, que actuamos en esa sala porque habíamos sido los dos mejores grupos del festival, si fue así pues mejor ya que los otros grupos eran bastante buenos. La sala tenía una capacidad para 850 personas y al terminar nuestra actuación tuvo que subir y bajar el telón hasta en tres ocasiones para aplaudirnos y pedirnos "bises". El día 6 la actuación fue al aire libre junto a un gran Centro Comercial que nosotros llamábamos "El Corte Inglés" que en sus comedores, en la última planta, era donde comíamos y cenábamos prácticamente todos los días.
En ciertas actuaciones nos permitieron vender algunos de nuestros recuerdos, postales, pins, discos y sobre todo castañuelas que en un número superior a 100 pares habíamos llevado por si acaso. Las vendimos todas.
Fuera de lo estrictamente folklórico, el viaje desde mi punto de vista fue maravilloso. El alojamiento en el First Hotel donde cada noche al llegar de las diferentes ciudades, en el pasillo casi de nuestra propiedad, se organizaban recenas, cantos, bailes etc. Eso si, hasta la 1 de la mañana (horario acordado entre todos), siempre apoyados por la camarera-cuidadora de la planta que incluso nos traía alguna vez una especie de "sopicaldo" en una bolsa de plástico transparente, que alguno (Manolo) hasta untaba pan.
Delante del hotel había un estudio de fotografía, que hizo el Agosto (en Marzo) con nosotros, a las 8 de la noche le entregábamos 8-10 carretes de fotografías y al día siguiente a las 8 de la mañana ya estaban revelados y en papel, esto mismo ocurría con las marinetas, camisas y enaguas que en la lavandería del hotel al día siguiente estaban todas limpias y planchadas, todo ello a precios irrisorios para lo que estábamos acostumbrados.
Casi todas las noches, algunos íbamos a tomar unas cervezas al mismo bar, nos hacían sitio a todos quitando a los clientes taiwaneses. Varias rondas (de cerveza) y al hotel.
Durante los paseos para comprar recuerdos, para ir a comer o simplemente para recorrer esos pueblos y ciudades tan diferentes a las nuestras, nos íbamos topando con cosas muy curiosas:
·         El camión de la basura toca una "musiquita" y la gente saca la basura.
·         Motocicletas de dos ruedas con el padre, la madre, dos niños y la suegra, ¡increíble!
·         Ver cocinar la comida en medio de la calle, y un largo etcétera de cosas
Todo nos parecía diferente, aunque para ellos nosotros éramos los exóticos, no parábamos de hacernos fotografías con todos y firmar autógrafos.
No sería justo dejar de mencionar aquí a las dos acompañantes taiwanesas, Estela y Clara, que durante todo el viaje estuvieron a nuestro lado para informarnos y sobre todo para traducirnos un idioma tan bonito como complicado para nosotros. Estela vino al año siguiente con un grupo de Taiwan al Festival de Jaca y con la que durante años hemos mantenido contacto posteriormente.
Las revisiones de habitaciones, para las más jóvenes (Susana y Vanesa) duchas para los novatos y novatas, algún que otro "rifirrafe" frecuente en aquellos tiempos entre componentes, pero sobre todo buen ambiente en general nos llevan al sábado día 6. Por la noche, a preparar los baúles y maletas, y a las 6,30 de la mañana del día 7 comienza el viaje de vuelta haciendo casi el mismo recorrido ya que volvimos por Londres y regreso de nuevo a Jaca.
Los meses y años posteriores siempre hemos recibido invitaciones para participar en otros Festivales de Taiwan, pero debido al alto coste del viaje no hemos aceptado y hemos preferido hacer viajes a otros lugares del planeta y conocer más países, pero la verdad es que si se pudiera, económicamente hablando, no me importaría volver a esas tierras que me han marcado para siempre.

Sobre este tema nos hicieron una entrevista que se publicó en el semanario El Pirineo Aragonés de Jaca en su número 5.971 (5 de febrero de 1999). A continuación el link:
http://www.elpirineoaragones.com/system/pdfs/5751/original/19990205_0_05951.pdf?1250765688

Rafa.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

REQUIEM POR UN FESTIVAL



Referencia: Información del tema en Diario del Alto Aragón

Con 40 años en el folclore, 4 continentes, 16 países, más de 600 ciudades y pueblos, y con más de 2.000 actuaciones en festivales folclóricos, me animan y me avalan, creo yo, para poder dar esta humilde opinión acerca de mi querido FESTIVAL FOLCLÓRICO DE LOS PIRINEOS en Jaca.

Con estupor e indignación, veo como lo que parecía poco estudiado y que con mucha improvisación se planteaba como el nuevo Festival Folclórico de Jaca, se está convirtiendo en una realidad y que mucho me temo se lleve a cabo, a pesar de las numerosas opiniones en contra.

Hay que estar, ver, analizar y "copiar" si es necesario, formas y fórmulas de los miles de buenos festivales que se realizan durante el año en todo el mundo y en lugar de retornar a los inicios de un festival que lleva 46 años de trayectoria, lo que necesita es adecuarse a los tiempos que estamos viviendo, sin perder la esencia que siempre le ha caracterizado.

El sistema CIOFF es uno de ellos. Es un sistema al que cada año se incorporan mas festivales de todo el mundo y que hoy por hoy goza de muy buena salud y da prestigio a sus asociados.

No es un sistema fijo, por el contrario cada festival o cada país lo adapta a su público que es en definitiva quien aprueba o no los festivales. La cultura, como la salud y la educación entre otras no tiene que ser necesariamente rentable. Optimizar recursos es primordial en épocas de crisis (y de arcas boyantes), pero no a costa de "cargarse" un festival que es un referente en el folclore de todo el mundo.

Los grupos se alojan en Colegios, Institutos o Universidades en casi todos los países. Esto crea un mayor acercamiento entre culturas y más importante entre personas. Los alojamientos en hoteles también se hacen, pero es preferible, desde mi punto de vista, ahorrar en alojamiento siempre que sea digno, y traer buenos grupos de todos los países del mundo. La variación ha sido, es y será la clave para un éxito asegurado.

Los desfiles diarios, o actuaciones en plazas, desde el punto de vista de los participantes, es sin duda lo más cansado pero a la vez lo más alegre, vistoso y cercano al público que además de acudir a los escenarios disfruta durante todo el día de los pasacalles. El desfile final del festival es en todos los festivales el broche de oro ideal.

Lo más comentado por los grupos participantes en el Festival de los Pirineos en Jaca es nuestro escenario, ÚNICO en todo el mundo, con el que se da al espectáculo vistosidad y sobre todo agilidad.

Con respecto al pabellón, hay que adecuar muchas cosas, cojines, horarios, precios, entradas, incluso aire acondicionado, pero es el sitio ideal para los grupos y sobre todo para los espectadores. Con algunas mejoras no muy costosas, se podrían asegurar unos ingresos siempre necesarios para la organización.

En definitiva, como suele decirse, “las pruebas con gaseosa”, que una vez rota la dinámica de un festival, es muy difícil volver a hacerse un digno espacio en esta parcela del mundo cultural que son los festivales folclóricos. En este sentido Jaca ha sido un referente mundial durante muchos años y por desgracia si todo sigue así, está a punto de perder.

De todas formas siempre me quedará el consuelo de haber participado ininterrumpidamente en 41 Festivales Folclóricos de los Pirineos tanto en Olorón como en Jaca.


Rafa.

viernes, 16 de noviembre de 2012

Fernando Estallo, uno de los padres del Grupo ´Alto Aragón`

“MANTENER LA LINEA Y VER QUE ENTRA GENTE JOVEN SON MIS MAYORES ILUSIONES

 

RICARDO GRASA

JACA.- “Consciente de que con más limitaciones por mis obligaciones laborales y familiares”, pero “con la misma ilusión que al principio”. Así se presenta Fernando Estallo, una de las voces más autorizadas y con mayor bagaje del folclore en Jaca. No en vano amasa 38 años de servicio a ese mundo, 37 de ellos en el Grupo Folklórico “Alto Aragón”, del que hoy es miembro y en su día resultó uno de sus fundadores.
Empezó en 1974, cuando el grupo de baile todavía dependía de la Seccíon Femenina y la rondalla era de Escuelas Pías, un centro del que ahora es director. “En el año 1975, decidimos formar un grupo autónomo, independiente y elegimos nuestro nombre”, dijo Estallo, que añadió que “tuvimos respaldo” de la Sección Femenina, que “nos cedió un local” y del centro escolar, donde “continuamos los ensayos”.
Puede decirse que su entrada al mundo del folclore jaqués fue “casi de casualidad”, y que tuvo que ver con un viaje de la Sección Femenina y Escuelas Pías a Normandía, en verano de 1974. “No tenían chicos y ese invierno, nos propusieron si queríamos aprender a bailar. Mis amigos se apuntaron y yo no estaba muy decidido”, indicó Estallo, que reconoce que “luego encuentras una cosa que te atrae”.
Con el tiempo, el jaqués no sólo se implicó cada vez más en el grupo, sino que llegó a ser presidente en tres ocasiones. Ahora ocupa el cargo de secretario y es “componente activo” del grupo de baile, y “cuando hay que echar una mano” a cantar, está listo. “Lo mío es el baile y no soy un cantador nato”, aseguró Estallo, que no entona jotas, pero sí que presta su voz a “piezas más populares y villancicos”.
Una de sus facetas preferidas del grupo es su lado más humano. “El Alto Aragón tiene su componente cultural y artístico importante, pero la base son las relaciones sociales y humanas que se establecen, y que son muy fuertes”, comentó el jacetano, que añadió que “son muchas horas conviviendo, ensayando y haciendo reuniones y viajes”, que crean grandes amistades.
En un viaje al extranjero, el referente al Festival de Dijon (Francia), en 1998, el “Alto Aragón” se colgó la prestigiosa medalla de oro. “Somos el único grupo español que la ha conseguido”, manifestó Estallo, que tiene “la suerte” de que desde el 2000 es el miembro español del jurado internacional del ciclo.

Uno de sus pilares

Con cuatro décadas de dedicación a sus espaldas, el folclore significa mucho para el jaqués. “En mi vida, tengo tres pilares, la familia, el trabajo y el grupo, y le doy importancia a estas tres cosas. Siempre que estoy disponible, me gusta no perder ningún ensayo y participar en todas las actuaciones que puedo”, indicó Estallo, que asiste a unos 40 actos al año y llegó a viajar a Japón, Marruecos o Alemania.
Una de las anécdotas mas curiosas que recuerda de sus viajes es la que tuvo lugar en Taiwán, cuando al llegar al aeropuerto de Taipei, su maleta no aparecía en la cinta. “tuve que estar cuatro días de prestado y empleé prendas que me iban dejando los compañeros”, dijo Estallo, que al final recuperó el petate, que se extravió en Rusia.
Entre las claves del éxito del “Alto Aragón”, comentó la presencia de “una serie de adultos estables y que hace que esto funcione”, frente al “handicap” de la salida por estudios de jóvenes de 18 años, algunos de los cuales vuelven, pero “no con la misma intensidad”. Además, “nunca repartimos dineros entre los componentes” y los fondos repercuten en el propio grupo.
Otro punto fuerte es que “tenemos una idea clara del folclore y no nos dejamos influenciar”, por respeto a sus orígenes. “Nos gusta el folclore tradicional, sin estilismos, ni cosas artificiales, el que casi podrían bailar los mayores en el pueblo, presentado de forma digna en un escenario”, dijo Estallo. Además, se recuperaron piezas de muchos pueblos, lo que “da un sello de grupo original y diferente”.
Pese al paso del tiempo, Estallo conserva “la satisfacción por mantener la línea de trabajo, y que vaya entrando gente joven y se vea un relevo”. “Son las mayores ilusiones. Y que el grupo tenga renombre a nivel nacional e internacional”, dijo el jaqués, que pronto volverá a mostrar “la variedad y la riqueza” del folclore aragonés y a “difundir con orgullo” el nombre de Jaca.
Artículo publicado en el Diario del Alto Aragón el Domigo 4 de Noviembre de 2012

viernes, 9 de noviembre de 2012

♫ PAL PILARRR VIENE LO MEJORR ♫

¡VIAJE A RIPOLLET!      (BARCELONA)

ACTUACION EN EL TEATRO- AUDITORIO el 12-10-2012





     Siendo ésta una de las últimas actuaciones del GRUPO FOLKLORICO “ALTO ARAGON” (de esta temporada), hemos decidido aprovechar el fin de semana para disfrutar y recompensar a la gente que ha podido ir a este viaje.

     Durante mucho tiempo se ha intentado hacer un viaje de placer lejos del compromiso de una actuación, pero desgraciadamente no ha podido ser por no estar el mayor número posible de componentes que actúan habitualmente durante todo el año.

     El año pasado se intentó pasar un fin de semana en Logroño, para ver unas bodegas y otras cosas de interés, pero la escasez de personas apuntadas dio motivo a la anulación del viaje.

     Desde la creación del grupo siempre se ha celebrado una cena aniversario (y ya van 37 años) y aparte se elegía un día para pasar en el campo llamandolo “DIA DEL GRUPO”. También hemos estado en ARTOUSTE (FRANCIA), y en SANTANDER.
     Bueno vamos a charrar un poco de lo que han sido estas 64 horas que ha durado el viaje.
     La historia comienza el jueves 11 de octubre a las 3 y media de la madrugada en la secretaría del grupo para cargar el autobús que nos llevaría a nuestro destino de las manos de SANTI  (AUTOCARES ESCARTIN). Como suele pasar en la mayoría de los viajes, la puntualidad nunca ha sido nuestro fuerte. Entre charrada y charrada fue llegando la gente y empezamos a cargar y revisar que no faltara nada. A las 4 y cuarto y ya montados en el autobús se procedió a pasar lista, comprobando que no faltaba ninguno de los 30 componentes que fuimos. Una vez bien colocados se van entablando conversaciones muy animadas al principio hasta que poco a poco se van suavizando hasta quedar rendidos y postrados a los pies del SUEÑO DE MORFEO. Lejos quedan aquellas viejas canciones que se entonaban entre risas... ♪yupi ya ya yupi yupi ya♪, ♪Era de latón, de latón de latón era♪ o ♪Ya se van las mujeres “HAY SALOMÉ”, dejalas que duerman si quieren “HAY SALOMÉ”♪ y etc, etc. Tan solo se oye alguna voz suave pero al mismo tiempo potente como la de Jose Ramón, o la suave conversación que lleva Rafa con el chofer (Santi), cosa que es de agradecer ya que la conversación dura desde que salimos hasta que llegamos al destino, evitando cualquier distracción o somnolencia que le pudiera ocurrir al conductor.
     Pasan las horas sin querer y nos vamos despertando sobre las 7 y cuarto cuando Rafa llama a Carlos y le comenta que el autobús tiene que hacer la parada obligatoria de 45 minutos que aprovechamos para almorzar, tomar café y otros menesteres en una gasolinera-restaurante que se llama LA PANADELLA situada a tan solo 100 Km. De nuestro destino.
     Una vez en RIPOLLET y gracias a un coche que nos esperaba de la organización, llegamos al teatro donde actuariamos por la tarde. Sin perder tiempo descargamos el autobús llevando todo andando sobre unos 150 metros.

     ¡Rápido, rápido! Dice el presi (Carlos), no hay tiempo que perder que son las 9’45 y la procesión (que en principio era a las 11) ahora es a las 10’30.
     Todos los baúles y bolsas que habiamos dejado encima del escenario, (formando un pequeño caos) rápidamente se organizan para repartir los trajes que nos teníamos que poner en la procesión. Conforme nos cambiamos, vamos marchando a toda prisa hacia la puerta de la “ASOCIACIÓN ARAGONESA”, donde la gente nos estaba esperando (unos vestidos con el traje regional aragonés y otros con el típico cachirulo de cuadros rojos y negros atado alrededor del cuello).
     Nada más llegar y darnos los correspondientes saludos nos preparamos para empezar la procesión. El banderín se coloca el primero seguido de parejas luciendo diferentes trajes acompañados por la rondalla.(Nada más salir la procesión, se incorpora muy profesionalmente el resto que estaba terminando de vestir y recoger el vestuario).
     Seguidamente detrás nuestra se coloca la peana con la imagen de la VIRGEN DEL PILAR llevada a hombros por cuatro mujeres que acabarían exhaustas por el peso y el largo trayecto. Acompañando a la Virgen habría entre unas 60 ó 70 personas portando un ramo de flores.
     Hay que destacar que la procesión duró sobre 1h 45m., tiempo en el que la rondalla no dejó de tocar y cantar, (aunque se contó con la colaboración de un hombre que cantaba jotas rondaderas bastante bien).
     Un poco cansados, llegamos a la iglesia donde posteriormente se celebraría la misa con la correspondiente ofrenda floral. En la misa tocamos las siguientes piezas: LA DANZA DE PAÑUELOS DE SINUES, EL OFERTORIO, EL PALOTIAU DE JASA, EL SANTO, PALOTIAU DE SINUES y para terminar LA VIRGEN DE PINETA. También se bailó delante del altar mayor la jota de TERUEL por Belén y Jose Ramón.
     Pasó la mañana tan rápida que nadie se acordaba del cansancio que llevábamos acumulado. Nada más cambiarnos (algunos en camerinos y otros en el escenario o entre bastidores) nos llevaron a comer, que por cierto comimos de maravilla.
     Después de comer nos preparamos para la actuación, unos afinando y otros repasando algunos bailes.
En esta actuación fuimos tan justos de chicos que dos personas que son JOSE MARI y J. JAVIER EITO que en un principio no podían venir por motivos de trabajo, tuvieron la gentileza y el detalle de venir en su coche, actuar y marchar (menos mal que aún queda gente como estos dos magníficos bailadores y mejores personas, que sienten el compromiso cuando el grupo así lo requiere). Gracias.
     Bueno, la actuación salió muy bien y así lo reconoció la organización, que no paró de alabarnos y recordar al público (que casi había llenado el aforo, unas 300 personas), el sacrificio que habíamos hecho levantándonos tan temprano y el ajetreo que habíamos llevado.
     Nada más terminar la actuación que duró algo así como 1 h. y cuarto, estuvimos hablando con la gente que nos había ido a ver, recibiendo numerosas felicitaciones por lo bien que había salido y sobre todo destacaron las jotas cantadas y los palotiaus, sin menospreciar el resto de bailes y danzas. Después de cambiarnos y recoger todo fuimos a cargar el autobús. Pero cual fue nuestra sorpresa, que empezó a caer una tromba de agua tal que tuvimos que retrasar la hora de partida.
     Aquí acaba lo que realmente era el compromiso del Grupo y empieza la diversión. Con el autobús cargado nos dirigimos a SALOU y nos hospedamos en un hotel llamado “MARINA” donde pasaríamos dos noches. Tanto era el cansancio que llevábamos encima, que la mayoría de la gente nada más llegar y repartirnos en las habitaciones, se fueron a dormir. Nos habían comentado que las noches en SALOU eran de lo más variopintas dado el gran número de extranjeros que van de vacaciones. Salimos unos pocos a echar un café, y pudimos comprobar que al estar terminando la temporada estival, solo quedaban unos pocos montando algún que otro espectáculo por las terrazas de los bares o por las discotecas que estaban abiertas.
     Al día siguiente y todos bien dormidos (creo) nos levantamos a las 9 de la mañana para desayunar en el restaurante del hotel que era Buffet Libre. Acto seguido nos fuimos a PORT AVENTURA y nada más llegar a los aparcamientos que hay a la entrada, nos abordaron unos monstruos o exorcistas o zombis. El caso es que dentro del buen ambiente que llevábamos, invitamos a uno de ellos a subir al autobús, sembrando el pánico correspondiente, sobre todo a Lucas y Miguel Franco (los hijos del presidente), que nos habían acompañado como dos componentes más. Como ya os podeís imaginar, estaban celebrando la fiesta de HALLOWEN y por cualquier sitio te aparecía un FRANKESTEIN o LA FAMILIA MONSTER.
Bueno como era un obsequio del grupo, el correspondiente encargado de repartir las entradas (Quin), fue llamando por edades a la gente, ya que las entradas se dividían en niños, adultos y muy mayores (Rafa, Fernando y Quin). Estas últimas eran más baratas (espero que no se enfaden).

     Antes de entrar, el presidente dio una hora concreta para estar de vuelta en el autobús, pero como había espectáculos nocturnos relacionados con HALLOWEN, la mayoría de la gente se quiso quedar a verlos, y por supuesto no hubo ningún problema, siempre que los menores de edad se quedaran acompañados por gente mayor de edad y luego volvieron al hotel en autobus urbano. Me imagino que se lo pasarían bomba y les animo a que escriban alguna anécdota que seguro tendrán muchas.
     Ya de vuelta al hotel (volvimos 10 personas), nos fuimos a cenar y posteriormente nos dimos una vuelta por SALOU LA NUIT, (que al ser sábado había un poco más de ambiente), y nos hechizaron de tal manera que acabamos bailando en un antro de perdición (una discoteca), donde el tiempo no es dueño del subsconsciente y el ritmo de la noche hace temblar los cimientos del duodeno (comoll). Terminada la cansada noche, nos dirigimos al hotel a dormir no sin antes haber dado las buenas noches y un traguito de agua a nuestros compañeros de habitación que nos esperaban despiertos y con los brazos abiertos. ¡Despertad, despertad! Que hay que hacer las maletas. Ni que lleváramos un mes fuera de casa, que exagerados. Eran las 9 cuando bajamos a desayunar y acto seguido cargamos el autobús y pusimos rumbo a SAN SADURNI DE NOYA, donde nos enseñaron la fábrica de FREIXENET.
     Después de un rato de espera en la puerta, fuimos al interior de la fábrica acompañados por un guía, que después de alguna advertencia para no perdernos (la fábrica era muy grande), nos explicaría paso a paso la elaboración del CAVA, poniendo a prueba nuestros conocimientos con alguna pregunta, por ejemplo ¿con que clase de uva se hace el cava semiseco? ¡EH!
 
     Después de una hora bajando a la tercera planta del subsuelo (con las correspondientes paradas explicatorias) pudimos comprobar atónitos la cantidad de miles y miles (o a lo mejor millones) de botellas de toda clase que estaban en reposo dentro de sus botelleros. La vuelta la hicimos en un tren que el conductor llevaba a toda velocidad, recordandonos al “Tren de la mina” del día anterior. Ya en una sala muy tranquila nos invitaron a una copa de cava con unas galletitas saladas. Como nos quedamos con hambre nos fuimos a comer a un self service que había en la autopista.
     De vuelta al autobús y acomodados en nuestros asientos, tras breves conversaciones fuimos cayendo de nuevo a los pies del SUEÑO DE MORFEO. Esta vez , tampoco se entonaban las canciones ♪yu pi ya ya yupi yupi ya♪, ♪Era de latón de latón de latón era♪, Ya se van las mujeres ¡Hay Salomé!♪, o esa que decía ♪Yo se, yo  se, yo se la manera, de dar de dar la lata a cualquiera♪, etc, etc. Bueno todos no se durmieron, ya que Rafa y Manuel fueron charrando animadamente con SANTI y de vez en cuando decían ¿verdad Fernado? Y el contestaba ¿eh?
     Y así concluye un viaje que ha sido mitad compromiso y mitad ocio. Me hubiera gustado que a estos viajes pudiera venir todo el mundo del grupo que se lo merece y estoy seguro de que estas historias se volveran a repetir. Seguro que no habrá mejor satisfacción que cuando seamos viejetes, digamos con orgullo: Sí, yo he sido componente del Grupo “ALTO ARAGON”. ¿Que si me lo he pasado bien? Pues de maravilla, fíjate lo bien que me lo he pasado, que todos los recuerdos que tengo los comparto con todo aquel que me quiere escuchar y si alguna vez nos hemos enfadado ¡pelillos a la mar!
     Por cierto la hora de llegada a Jaca fue excelente las 19 h. 30 m., habiendo parado por el camino para que en Huesca bajara la familia Gil y Lucía Guillén. Eso si, por el camino nos cayó una tromba de agua impresionante. (Amen Semper)

 Paco

jueves, 4 de octubre de 2012

Festival de Folklore Aragonés "Virgen de la Cueva"



En el año 1978, tres años después de la fundación del Grupo Folklórico “Alto Aragón” de Jaca, pensamos que podíamos celebrar un festival de folclore aragonés en la explanada del Parador de Oroel, coincidiendo con la celebración de la Romería a la Virgen de la Cueva. Casi siempre es en el mes de Mayo, y digo casi siempre, porque varían las fechas en función del calendario de romerías de la Zona.


Al principio surgieron muchas dudas y problemas por lo de siempre (razones económicas, logísticas, publicidad etc), pero era una buena idea y decidimos seguir adelante y organizar nuestro festival.

Los dos primeros años fue un festival-concurso de jotas bailadas y cantadas. Participaban concursantes de Jaca y de la Comarca, de nuestro Grupo, de la recientemente fundada Escuela Municipal de Jota de Jaca, e incluso gentes de otros lugares a título particular, aunque estos últimos fueron los menos.

El hecho de que fuera un concurso, conllevaba muchos más gastos, pues había que traer (mejor de fuera) gentes allegadas al folclore de Aragón, que  junto con dos o tres componentes del Grupo ejercieran de jurado y eso suponía pagar desplazamiento y alojamiento como mínimo a dos o tres personas cada año.

Una tarima cedida a "regañadientes" por el Ayuntamiento de esos años, una mesa de nuestra secretaría con otra que nos cedía el bar del Parador, media docena de sillas, un micrófono, dos reproductores de cassettes y una mesa de mezclas artesanal, era toda la infraestructura que disponíamos para la celebración del festival-concurso en esos dos años (ver fotografías 1 y 2).


Las músicas estaban todas grabadas en cintas de cassette para los bailes y con dos bandurrias y dos guitarras para las jotas cantadas, nos íbamos arreglando como podíamos, bien distinto a los últimos años de este festival que acudimos toda la rondalla de nuestro Grupo, con todo el equipo de sonido, el mismo que empleamos para nuestras actuaciones.

Otro problema "gordo" para nosotros era la energía eléctrica. Disponíamos de un pequeño equipo de sonido, pero en pleno monte Oroel no hay ningún "enchufe eléctrico" para que éste funcionara.

En Jaca hemos tenido la suerte de que hubiera y hay una excelente relación entre el Ejército de Tierra y la población de la ciudad. A pesar de nuestra juventud e inexperiencia,  nos pusimos en contacto con la Escuela Militar de Montaña para solicitarles un grupo electrógeno, ya que en estos años ni en Jaca ni en la zona había ninguna empresa que pudiera alquilarnos uno. La respuesta fue increíble, no sólo nos lo dejaron ese día, y cada año hasta que pudimos alquilarlo nosotros, sino que nos lo traían en una furgoneta con tres soldados que además nos lo instalaban y mantenían. No olvidaremos jamás una frase que nos dijeron cuando nos autorizaron la cesión de este grupo electrógeno "EL MATERIAL DEL EJÉRCITO ES DE TODOS, NOSOTROS SÓLO LO ADMINISTRAMOS".

Debido a que los gastos que se originaban por viajes y estancia de los jurados, así como la confección de los trofeos, eran a cargo del Grupo y provenían de los escasos ingresos que generaban nuestras actuaciones, se decidió, con muy buen criterio, que no fuera un concurso sino un festival. Esto suponía la presentación ante el público de Jaca y de la Comarca de los integrantes de nuestra propia escuela de folclore, que durante todo el curso aprendían y aprenden a bailar, a cantar o a tocar con nosotros. Hay que recordar que hasta hace pocos años, no recibíamos ninguna subvención de Organismos Oficiales incluido nuestro Ayuntamiento.

En los años 70/80 estaba en auge todo lo relacionado con el folclore,  con nuestras jotas, danzas altoaragonesas y con nuestros "paloteaos". Esto se reflejaba en la gran cantidad de personas de todas las edades, que en número superior a 300 estaban apuntados a nuestra escuela y que al finalizar el curso casi todos ellos participaban en este Festival de Folclore Aragonés "Virgen de la Cueva ".

La verdad es que tenemos la suerte que transcurridos esos años de euforia por el folclore, en la actualidad y después de 35 años enseñando altruistamente, seguimos manteniendo una cifra superior a las 100 personas, que siguen acercándose a nuestra escuela de  folclore y disfrutando de él como lo hacemos los componentes del propio Grupo.

Los trofeos iniciales del concurso, fueron sustituidos por pequeños recuerdos que año tras año se renuevan y entregan a todos y cada uno de los participantes, alguno de ellos pueden verse en la fotografía.

Rafa.




jueves, 13 de septiembre de 2012

"NUECES Y TURRONES, MANZANAS Y PERAS" nuestro 4º disco

            A mediados del año 2006 se nos ofrece, por parte de la Comarca de la Jacetania, grabar un disco de villancicos a ser posible todos de nuestra comarca.
En nuestro anterior disco "Calandrias", editado en el año 2001 ya habíamos incorporado dos villancicos, o como a nosotros nos gusta llamarlos "Canciones de Navidad" recogidos por nosotros en Sinúes.
Comentado el tema en Junta General, la idea nos parece como mínimo interesante, aunque surgen la pregunta:- “¿Hay tantos villancicos en la zona como para grabar un disco entero?”.
Comienzan las visitas a familiares, amigos, conocidos y amantes del folclore para hacer un pequeño estudio de posibilidades para obtener al menos 15 o 16 temas y poder grabarlos, aunque ya se había contestado a la Comarca que sí.
Parece mentira, pero a los pocos días, teníamos al menos letras y músicas para poder grabar media docena de discos si tuviéramos  tiempo y dinero.
Las fechas de Navidad se aproximaban y había que trabajar duro para que el disco estuviera en el mercado para esas fechas concretas.
Nuestro sello discográfico, que también lo fue de Calandrias, "Geaster" de Huesca, nos pone en contacto con David, un chaval excelente de Alerre (Huesca) que tiene un estudio de grabación en su pueblo.
El que tenga nuestro cuarto disco ya habrá visto en el libreto, varias fotografías de este estudio, sencillo pero muy práctico en su finca de Alerre, al lado de tomates, cebollas y lechugas que veíamos crecer mientras se hacían las grabaciones,  debido a los numerosos viajes que tuvimos que hacer. El libreto, excelente desde mi punto de vista, con más de 16 páginas, fue confeccionado como es habitual, por componentes del nuestro Grupo.
Fueron unos días fantásticos por varias razones, la seriedad, el rigor, la formalidad y mucho, mucho trabajo en el estudio. Debemos destacar que en la grabación de este disco han participado la casi totalidad de la gente disponible del Grupo, más de 40 personas, unas cantando, tocando toda clase de instrumentos otras, preparando la carpeta y también las hubo abasteciendo al personal en los descansos. El último día hasta se descorchó cava.
Para mediados del mes de Diciembre todo estaba terminado, los temas grabados, mezclados y masterizados por nosotros mismos, la carpeta preparada y todos con muchas ganas de ver el resultado.
Tiene el disco 17 "Canciones de Navidad" recogidas en Jaca, Sinués, Bailo, Santa Cruz de la Serós, Sabiñánigo, Berdún, Las Paules, Biel, Ansó y Santa Cilia.
 
Pero todo en la vida no puede salir perfecto, a Geaster  no le entregan ni las carpetas ni los libretos y la editora en Madrid nos comunica que no tiene tiempo para editarlo en los plazos acordados. Más de uno de la Junta Directiva, llama todos los días para preguntar inútilmente cuándo estará todo terminado y en la calle, pues ya estamos a 24 de Diciembre.
Termina el año 2006 y a principios de 2007 nos llegan las primeras unidades, que al fin podemos entregar a la Comarca de la Jacetania que es quien colabora económicamente en la edición .
El sábado 23 de diciembre en la Gala Anual de radio Jaca (que recuada fondos para la Cruz Roja) y con la que colaboramos en ese año, en la primera parte del espectáculo interpretamos varios temas de este disco. Ya en enero y gracias a la generosidad del Monasterio de Madres Benedictinas de Jaca, se presenta nuestro disco en su iglesia a todo el público de Jaca que nos acompañó ese día.


Rafa.

jueves, 6 de septiembre de 2012

"CALANDRIAS", nuestro tercer disco


Estamos en el año 1999, hace ya más de 16 años que el Grupo Folklórico Alto Aragón, no edita nuevo disco a pesar de seguir manteniendo una gran actividad de investigación, en todas las vertientes del folclore, trajes, canciones, bailes, paloteaos y por supuesto músicas.
Se decide grabar nuevo disco. El tiempo pasa inexorablemente y todo sigue igual; hemos buscado canciones, hemos preparado algunos temas, incluso ya los hemos ensayado pero no avanza el disco como estaba previsto.
Por fin un día se toma el tema muy en serio y se decide hacer un calendario de trabajo, duro pero con un final al menos a un año vista. Se nos autorizara a ensayar "tranquilamente" en la sede de la Escuela Municipal de Música de Jaca. Comienzan los ensayos, hay mucha gente interesada que acude a los ensayos en la Escuela Municipal de Música.
En este lugar se imparten clases toda la semana menos los domingos, lo que condiciona nuestros ensayos a algunos viernes por la tarde, pero sobre todo a los domingos; los  domingos que tenemos libres, pues hay que tener en cuenta que muchos de ellos, por tratarse de una festividad concreta o por tener actuaciones o ensayos del propio Grupo, no se pueden  ensayar los temas del disco.
Pasan los meses y tal vez por alargarse excesivamente los plazos, por cansancio, por tener otras actividades o simplemente porque la "alegría" inicial se va agotando, los miembros del Grupo que se habían interesado en la grabación (pues esto no es obligatorio ni siquiera para la rondalla), van dejando de asistir a los ensayos del disco y la verdad es que al final en la mayoría de ellos hay exactamente seis personas, habéis leído bien seis personas que ensayan todos los domingos. De estos seis, uno con muchas otras tareas, otro con obligaciones personales o profesionales, otro que se desplaza todos los fines de semana desde Madrid y todos un poco cansados. Un día decidimos que lo hacíamos nosotros, cueste lo cueste, asumiendo tanto el trabajo como las posibles críticas, ya sabéis ("ellos se lo comen y se lo beben") poniéndonos un plazo de seis meses  para tenerlo en el mercado.
La tarea fue muy dura, para algunos, ¡terrible!. Llega el domingo a las 8 de la mañana y se oye una voz que dice: " Este tema lo pasamos a MI "; toda la semana ensayándolo y ahora no me sirve para nada, otra vez a empezar, pero después de un segundo de rabia contenida, una sonrisa y ya  haremos lo que podamos, pues algunos no sabemos música, tampoco leer una partitura y tenemos que hacerlo todo "de oído".
Domingo tras domingo, con días terribles de agua, con otros excelentes para la piscina o para esquiar, no se paró  ni uno sólo hasta tenerlo todo preparado para grabar. Este tercer disco se grabó en Huesca en el estudio de Rampa. Fueron varios días de grabación, pero ya por pistas, es decir cada vez un instrumento diferente en una pista diferente, pudiendo repetir lo necesario cada uno sin tener que hacerlo todos y pudiendo tocar una sola persona varios instrumentos en la misma pieza. Había mucha flexibilidad, algunos bajábamos el día que podíamos, bien por la mañana o por la tarde, daba igual. Teníamos el estudio casi a nuestra entera disposición, detalle que hay que agradecer a Rampa por su generosidad y a Noelia Bolea y Álvaro Bitrián (técnicos de Rampa) por su paciencia. Poco a poco el disco estaba grabado en su totalidad y listo para mezclar y masterizar.
En este disco, tanto las piezas como el orden de las mismas obedecen al ciclo anual de la Naturaleza o vida de "Las Calandrias" que también da  nombre al mismo.
Se decide con muy buen criterio, incorporar al final del disco, una extensa pista interactiva para Mac y PC, con datos y toques de las campanas de la Catedral de San Pedro de Jaca e incluso una entrevista con la última campanera que las tocó aquí en Jaca, Doña Concha.
Como siempre en los discos del Grupo Folklórico Alto Aragón,  el diseño y maquetación son nuestros, así como la mayoría de las fotografías. 
Se grabaron veinte piezas, tanto de Jaca como de la comarca o más bien de las comarcas del nuestro Pirineo de Huesca, hasta un total de 13 lugares diferentes que allí estarán para siempre.


Rafa.

NOTA:
Como siempre, si alguien tiene una visión diferente de lo que relatamos en nuestros escritos, puede enviárnoslos que serán incorporados a este blog. 

jueves, 9 de agosto de 2012

Bodas de Oro de Máximo con el Contrabajo (1997)

27 de Septiembre de 1997 - Celebración de las Bodas de Oro de Máximo Lacasta con el contrabajo. Iglesia de Santiago de Jaca. Ofrecimiento del acto por parte del Grupo Folklórico "Alto Aragón".

Una canción de la época que estamos celebrando es la conocida "Toda una vida" de Antonio Machín.
Y toda una vida es la dedicada por Máximo a la Música  a sus tres contrabajos. Es también la "historia de un amor como no hay otro igual". Un amor que heredó de sus mayores y compartió con toda su familia.
Las circunstancias y penurias de una época de post-guerra, limitaban mucho las posibilidades de diversión y ocio. La radio era el hilo conductor que tenían las gentes para conocer las noticias más destacadas, y sobre todo para gozar con unos temas musicales, que hoy consideramos clásicos por su perduración en el tiempo, sus valores musicales, el interés de algunas de sus letras, y fundamentalmente porque tienen la virtud de seguir haciéndonos soñar, como hace 50 años.
En una época en la que destacaban con luz propia cantantes de la talla de Jorge Sepúlveda, Concha Piquer, Bonet de San Pedro, Antonio Machín, Juanita Reina, Imperio Argentina, Miguel de Molina, Pedro Infante, Juanito Segarra, Manolo Caracol... y comenzaban sus carreras artísticas los posteriormente famosos Luis Mariano, Gloria Laso, Lola Flores...
A falta de competidores de otra naturaleza, salvo el fútbol, los músicos y  cantantes gozaban de una acogida especial por parte del público que, rápidamente hacían suyos los temas musicales que escuchaban por la radio. Los éxitos perduraban en los meses y años en las preferencias del público. No pasaban de moda con la rapidez de nuestros días. Y éso hacía que los españoles de los años 40 gozaran, soñaran,... y se enamoraran con canciones como: "Mirando al mar", "Tatuaje", "Solamente una vez", "Cuando vuelva a tu lado", "A la luna y al limón", "A tu vera", "Almudena", "La Salvaora", "Ojos verdes", "Rocío", "Capote de grana y oro", "¡ Ay! Maricruz",...
Éstos y otros muchos temas musicales eran los que hacían las delicias de los jóvenes y no tan jóvenes de la época que acudían a bailar, recatadamente vestidos y con controlada osadía masculina, a las verbenas de los pueblos en fiestas. Las orquestas y conjuntos musicales ofrecían, de pueblo en pueblo, una de las pocas diversiones que los años 40 permitían a las gentes.
Éste es el entorno en el que transcurre la adolescencia de Máximo Lacasta, hijo de Director de la Banda Municipal de entonces, y perteneciente a una familia en la que la Música ha sido más que oficio, pasión y vida.
"Dos cruces" era otro de los célebres temas musicales de la época, que ha llegado hasta nosotros. Y en la historia musical de Máximo Lacasta también ha habido dos cruces... y ambas están relacionadas con el contrabajo; con sus contrabajos.
Siguiendo la tradición familiar, Máximo se inicia en el solfeo con su padre D.Luis, y descubre su afición por el saxofón. Para poder llegar a él se inicia en el clarinete con D. Germán Rivacoba, Director de la Banda de del Regimiento "Galicia".
Una enfermedad, grave para la época, constituye su primera cruz musical.
Tiene que dejar de tocar el clarinete, despedirse de sus ilusiones por el saxofón y sus actividades deportivas. Tiene que renunciar a demasiadas cosas a sus 19 años. Ve cómo se le van cerrando las puertas de la vida, y cómo "el camino verde" de su juventud se torna de repente en otoñal y sombrío.
Muchas veces, cuando la vida parece que cierra todas las expectativas e ilusiones que tenemos, nos abre de repente otra que ni siquiera habíamos intuído que existía ... y que es la nuestra, la que vamos a seguir.
Y ésto es lo que le ocurre  a Máximo. Se le han acabado todas sus ilusiones, y será su hermano Luis el que le proporcione su primer contrabajo. Es de segunda mano y ha costado 400 Ptas. de las de entonces. Había sido fabricado en Italia en 1914. Cuando están terminando su reparación y barnizado, la radio transmite una trágica noticia: Manolete muere en la plaza de Linares a consecuencia de una cornada del toro "Islero". Estamos en Septiembre de 1947.
De forma inmediata, pero al principio con poca ilusión, empieza a tañerlo con su hermano Luis, que le enseña lo más elemental del instrumento, a la vez que continúa con los estudios de solfeo.
Cuando Máximo empieza a acompañar con el contrabajo el acordeón de su hermano Luis, es el inicio de ésta historia de amor que citaba al principio. Máximo empieza a descubrir a su "fiel amigo", como era el título de otra canción de la época.
Y siguiendo con los títulos, y en un plano de total ficción, bien podría haber existido un dialogo de Máximo con su hermano y con su contrabajo italiano, que más o menos consistiría en: "Contigo aprendí", "Me gusta ir contigo", "Tengo una debilidad"...
Pero, regresando a la realidad, las primeras canciones que Máximo aprendió a acompañar fueron: "Yo te diré", el famoso bolero de la película "Los últimos de Filipinas", y "Angelitos Negros" que inmortalizó el inolvidable Antonio Machín.
Casi un año después, en el verano de 1948, "Lacasta y su ritmo" inician una vida artística y musical de larga perduración. En este grupo familiar, Máximo seguirá acumulando oficio y vivencias con el contrabajo, la batería y el acordeón. Sería muy extenso resumirlas, y excedería del propósito de esta celebración que nos reúne esta tarde aquí. Pero para intentar expresar lo que representa la música para un músico, citaría la frase del filósofo Bergson "La Música es la expresión de las íntimas vicisitudes del espíritu".
La Música ha sido para Máximo la forma de dar a su vida un contenido, una ilusión. Le ha proporcionado, con los diferentes grupos a los que ha pertenecido, y en las múltiples actuaciones y viajes, un caudal inagotable de recuerdos, de vivencias, de experiencias singulares, de conocimiento y trato con variopintos personajes. Y sobre todo la vida musical le ha proporcionado el afecto de cuantos hemos ido encontrándonos con él. En particular, me estoy refiriendo a todos los componentes que han sido y somos del Grupo Folklórico "Alto Aragón", al que Máximo pertenece desde 1977, cuando el Grupo no llegaba a los dos años de edad. Ha sido siempre el "toque" diferente y singular, el compañero con prodigiosa memoria, y sobre todo el amigo que ha sabido ganarse nuestro cariño y nuestra amistad.
Había mencionado una primera cruz musical en los comienzos de su vida con el contrabajo. Existe una segunda, más cercana en el tiempo (1983) y más conocida por los jacetanos.
Cuando el Grupo Folklórico "Alto Aragón" acudió a Nueva York en octubre de 1983 para celebrar la Semana Española, en uno de los diferentes desplazamientos a una de las actuaciones, el autobús dio un viraje, saliendo despedido el contrabajo de Máximo (su segundo contrabajo), que quedó roto sobre el asfalto de una calle de Queens. El autobús frenó y se hizo un silencio sepulcral entre todos nosotros, mientras Máximo rompía a llorar ante su compañero del alma, compañero, ya inservible. Fueron momentos durísimos para Máximo, que quedaron grabados en nuestra memoria. Máximo ya no era el mismo: su carácter alegre y jovial se tornó triste y apesadumbrado.
De la misma manera que su enfermedad le cerró los caminos abiertos, y otro (el contrabajo de su hermano) se le abrió para el resto de su vida, también en Nueva York un camino se cerró dolorosamente, pero uno nuevo se le abrió cuando, emocionado como nunca he visto a una persona, Máximo recibió al día siguiente en una actuación memorable en la Casa de España, un nuevo contrabajo (el tercero), gracias al generoso detalle de la Directora General del Instituto Español de Emigración, del Ministerio de Asuntos Exteriores, que decidió devolver a Máximo su contrabajo.
A propósito de este episodio, vendrían bien los títulos musicales de los años 40 - 50: "Duele", "Somos", "En tierra extraña"...
Hace, pues, 50 años que Máximo Lacasta vive una historia de amor con su contrabajo, a veces en competencia razonable con so otro amor que es Celia.
"Quizás, quizás, quizás..." añores otros tiempos, eches en falta mayor ajetreo, recuerdes episodios vividos. Pero toda tu vida musical es... tu vida entera. No se puede vivir sólo de recuerdos. Tienes hermosas realidades. Tienes, por ejemplo, nuestro cariño, nuestra amistad; la de todo el Grupo "Alto Aragón" que quiere celebrar contigo tus 50 años con el contrabajo.
Y como dice la canción: "Te he de querer mientras vivas, compañero, mientras vivas..."     ¡Muchas felicidades!


                 Javier Lagunilla Marín,
del Grupo Folklórico "Alto Aragón" de Jaca.